Sudamérica, el Seatrade y las Navieras

Sudamérica, en este último Seatrade, hubiera pasado desapercibida, desmembrada, casi totalmente ignorada, de no ser por la acción de quienes la representaron en esta edición, del encuentro más importante del crucerismo a nivel mundial.

Sudamérica

Fotografía de cierre de la charla brindada por Sebastián Montero Lira.

Sudamérica ha pasado a ser el “patito feo” de la industria de los cruceros.

Desde las épocas en las que las compañías venían a realizar extensas temporadas con muchas naves, tal el caso de la 2012 / 2013, a la actual 2016 / 2017, la caída a nivel regional puede decirse que en promedio fue de un 50%.

¿Qué pasó en el medio?

En realidad una catástrofe, como la que estamos viviendo, no se limita a un solo factor, sino a una suma de ellos, tratemos de dividirlos para verlos en perspectiva:

Contexto internacional

Las temporadas de cruceros no se focalizan en un puerto sino en una serie de ellos, generando así polos regionales integrados por muchos países y, más aún, puertos. Hoy, las regiones más visitadas por los cruceros son:

  1. Caribe / Bahamas con el 38,4%
  2. Mediterráneo con el 16,1%
  3. Asia / Pacífico con el 13,5%
  4. Norte y Oeste de Europa con el 9,2%
  5. Australia con el 4,3%
  6. Alaska con el 4,0%
  7. Costa oeste de México con el 3,7%

Y así sigue la lista, donde Sudamérica ha caído a un paupérrimo 1,5% desde el 3,3% que supiera ostentar hace menos de un quinquenio.

Lo que cambió a nivel internacional fue que tres regiones crecieron a pasos agigantados, éstas fueron el Caribe, con el ingreso de Cuba a la región; Asia, con la tremenda tracción ejercida por la apertura del mercado chino y Australia, que en combinación con Nueva Zelandia han crecido vertiginosamente en oferta de cruceros.

Entonces el crecimiento de la demanda en esas tres regiones, muy por encima de la incorporación de nuevos buques a las flotas de las navieras (cuya capacidad en camas está creciendo un 10% cada 4 años, aproximadamente), vuelve necesario re posicionar a los buques, quitando oferta en Sudamérica y agregándola en el Caribe, Asia y Australia.

Contexto regional

La caída de la economía brasileña trajo aparejada una contracción del 66% de la demanda de cruceros, lo cual ha sido un fuerte golpe para la región.

Esta merma en la demanda ha generado el  alejamiento de navieras como Royal Caribbean, que, re definiendo su modelo de comercialización opera actualmente a través de un Agente General de Ventas (GSA, por su sigla en inglés).

También es cierto que, la ley de cabotaje vigente en Brasil, obliga a las navieras que deseen tocar varios puertos de ese país durante más de un mes, a tener un 25% de tripulantes de esa nacionalidad. Dicha legislación, siempre fue criticada por las navieras, dada la complejidad de su implementación, el impacto en los costos y el efecto en la calidad de servicio. La estimación sobre el real impacto en términos de mano de obra local empleada (el espíritu de la ley, al fin y al cabo es el de proteger el empleo local), es de alrededor de 5000 empleos por temporada; cifra muy poco representativa para un país como Brasil.

Asimismo, la desinteligencia que hubo entre el Seatrade Group, organizador de las mayores exposiciones y congresos de la industria, y la administración brasileña en 2014, frente a la organización de un nuevo “Seatrade Latinoamérica” (ex Seatrade Sudamérica) dieron confusas señales al mercado. A menos de un mes de celebrarse el evento anunciado para el 2 y 3 de septiembre en Rio de Janeiro; el mismo fue cancelado. En una industria cuyas inversiones son siempre de largo plazo y su giro de negocio también se planifica con horizontes de entre 12 y 24 meses; las “cancelaciones de último momento” no son bien recibidas…

Yendo más al sur, la poca relación que existió entre las autoridades argentinas y las navieras, a partir del “Seatrade Sudamérica” realizado en Buenos Aires en el 2012, también marcó un enfriamiento que se comenzó a percibir 2 años más tarde. Recordemos que las navieras trazan sus rutas con dos años (como mínimo) de anticipación.

En Argentina particularmente, la suba de tasas, impuestos y el peaje de la extensa hidrovía también ayudaron a un cuadro regional que no contribuía para acercar flotas. Desde el 2012 hasta el 2016, los ejecutivos de las navieras dijeron en todo encuentro/foro y simposio del que participaron, que Buenos Aires era un puerto extremadamente caro, aún en comparación con sus vecinos, y mucho más aún si se lo compara con puertos europeos.

El pico de este tema fue presentado en el Encuentro Regional de Cruceros, que realiza el Ministerio de Turismo uruguayo, junto con la Administración Nacional de Puertos y la Secretaría de Hidrografía, de aquel país, en su edición del año pasado, cuando Javier Massignani (Director de MSC Cruceros de Argentina) mostró en blanco y negro los costos de entrar el MSC Splendida (la clase de buques más grandes que tiene MSC Cruceros) a cuatro puertos:

  • Santos:               US$ 300.000.-
  • Punta del Este:   US$ 67.000.-
  • Buenos Aires:     US$ 582.000.-
  • Montevideo:        US$ 53.000.-

La historia quedaba clara, el “mini” crucero que había realizado esa nave, le había costado en puertos, nada más, a MSC US$ 1.002.000.-

Chile, también lucha con una ley de cabotaje que traba los posibles cruceros de 7 días, que, dado lo extenso de ese país, se haría siempre dentro de sus fronteras y que en la actualidad está reservado a buques con bandera y tripulación chilenos.

La políticas de un gobierno saliente, como el caso de Argentina o de un gobierno envuelto en el escándalo, tal el caso de Brasil, explican un poco más la poca seducción que generaron estos países, que de hecho, casi desaparecieron de los foros internacionales, como la “Seatrade Cruise Global” que se lleva a cabo todos los años en la Florida.

De esta forma llegamos a la Seatrade 2017, sin dar una imagen de región. Argentina y Chile presentaron dos stands cada una, Uruguay mantuvo el suyo y Brasil se presentó tímidamente con gente de San Sebastián e Ilhabela, dos jugadores importantes pero no mayores en el concierto de puertos brasileños.

El panorama que viene

Seatrade_Cruise_Global

Los directivos más poderosos de la industria, Arnold Donald, Carnival Corporation, Frank Del Río, Norwegian Cruise Line Holdings, Pierfrancesco Vago, MSC Cruceros, Richard Fain, Grupo Royal Caribbean y la reportera de la CNBC Susan Li

La conferencia principal del evento, denominada “State of the Industry” fue brindada por los 4 hombres más poderosos del sector, a saber:

  • Arnold Donald, CEO del Grupo Carnival (integrado por: AIDA Cruises, Carnival Cruise Lines, Costa Cruceros, Cunard Line, Fathom, Holland America Line, P&O, P&O Australia, Princess Cruises y Seabourn)
  • Frank del Río, CEO del Grupo Norwegian (integrado por: Norwegian Cruise Line, Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises)
  • Pierfrancesco Vago, CEO de MSC Cruceros (la única empresa familiar)
  • Richard Fain, CEO del Grupo Royal Caribbean (integrado por: Azamara Club Cruises, Celebrity Cruises, Royal Caribbean y Pullmantur)

A lo largo de la exposición, Frank del Río, quien tuvo la responsabilidad de hablar del presente y futuro de los destinos de las navieras, hizo hincapié en que “La expansión de la flota (mundial de cruceros) está superando la disponibilidad de los puertos (que actualmente utilizan), lo que deviene en la expansión hacia nuevos mercados y destinos, y la inversión en destinos existentes y nuevos”; algo que hoy en día se enfrenta con políticas de reposicionamiento (como mencionamos más arriba), sacando barcos de un lado para llevarlos a otro, tal como ocurre entre Sudamérica y Asia. Sin embargo, el llamado de atención para la región fue que ninguna de las presentaciones marcaba algún destino sudamericano; ni siquiera Colombia o Ecuador, que tienen operatoria de cruceros todo el año. Esto, sin lugar a dudas, mostró el esfuerzo que se debería empeñar en volver a lograr una mirada de la industria a Sudamérica.

Slide

Placa donde se recuadran áreas de interés a las navieras y donde Sudamérica está tapada por una foto…

Con este panorama el fracaso de la presencia Sudamericana estaba casi sellada. Sin embargo hubieron dos hechos que pueden generar un cambio de 180° en la visión que el mercado tiene del continente: 1.- La industria escuchó el potencial que tiene Sudamérica y 2.- El acuerdo firmado entre Argentina – Uruguay y Chile para trabajar como región.

El primer punto se materializó con la participación como orador de Sebastián Montero Lira (Andes Consulting, ex directivo de puertos y ex presidente de la Corporación de Puertos del Cono Sur), en la conferencia “The Future of Cruising in the Americas & Caribbean”. Entre la calificada audiencia estaba el Interventor de la Administración General de Puertos, Gonzalo Mórtola, la moderadora era la periodista Anne Kalosh, Editora en los EEUU de Seatrade Cruise Review y Seatrade Cruise News, y el panel de las navieras era integrado por:

  • Mark Conroy (Gerente General para La Ameritas de Silversea Cruises)
  • Claudius Docekal (Vicepresidente de Desarrollo de Itinerarios en Crystal Cruises)
  • Camilla Olivere (Vicepresidente Senior de Norwegian Cruise Line)
  • Amy Powers (Directora de Cruisemaine USA)

Montero, a traves de sus 25 minutos en el estrado, puso al tanto a los directivos de tres navieras, acerca de las virtudes y el futuro que tiene la región (ver video).

Y el segundo punto se llevó a cabo en un encuentro de partes, en el Stand de la Administración General de Puertos de Argentina, convocado por el Interventor Gonzalo Mórtola, que concluyó con la firma del acuerdo de intención que consta en la integración de la alianza Argentina-Chile-Uruguay para fortalecer la cooperación regional y potenciar el turismo de cruceros. Dicha alianza tiene como objetivo crear conciencia sobre los beneficios que el turismo de cruceros genera en la vida de las personas, transformando su cultura y fomentando la economía de los países de la región. Además, permitirá la promoción de los destinos regionales e internacionales a través del trabajo mancomunado entre el sector público y privado.

Finalmente, el acuerdo consolida la relación entre Argentina-Chile-Uruguay, desarrollando el intercambio de experiencias e información vinculada a los puertos de la región. Esto fomenta la creación de medidas en común que busquen bajar los costos logísticos y fomentar la competitividad.

Estos dos hechos muestran el liderazgo de quienes tuvieron la responsabilidad de representar a sus respectivas reparticiones y países, aceptando el desafío que supone agruparse para generar políticas que ayuden a atraer nuevamente a los cruceros.

El cabotaje en Chile y Brasil, las terminales en Montevideo y Ushuaia, y los costos de la hidrovía en Buenos Aires, son temas que seguramente figurarán en las agendas de las respectivas administraciones. El tratamiento de estos temas y el poder mostrar avances en la Seatrade Cruise Global 2018, que tendrá lugar del 5 al 8 de marzo próximo, sin dudas darán sus frutos.

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Carnival Cruise Line

Apoye el proyecto - HAGA CLICK AQUI

banner-costa-pie_noviembre-2016

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico