Trucos para evitar el mareo

Saber que uno usualmente se marea no siempre es una excusa valedera para no disfrutar un crucero. Estos modernos navíos tienen la mejor tecnología para evitar esos malestares y aquí brindamos algunos consejos para que pueda mantener su estómago en paz.

Mareo

Sufrir el “mal de mar” o dicho más simplemente marearse, puede llegar a desanimar a muchas personas e incluso hacer que no se animen a experimentar un crucero por temor a padecerlo. Sin embargo hoy toda la tecnología, la experiencia y la tradición se unen para que esto no suceda.

Desde las curas caseras (atarse un cordón  en la muñeca, tomar mucha agua, no tomar líquidos en horas, comer  o mirar un punto en el horizonte) que a veces rozan lo irracional hasta las más científicas, hay un batallón de medidas disponibles para hacer más confortable su crucero.

Medidas Mecánicas

Tres sistemas (en síntesis) están diseñados para evitar los movimientos de un crucero:

  1. Los tanques estabilizadores, que contrarrestan el viento que puede escorar (inclinar) una nave cuando navega de través al mismo.
  2. Los giróscopos, que mantienen la nave derecha cuando está fondeada (anclada).
  3. Las aletas estabilizadores (pueden ser 2 ó 4 dependiendo de la eslora de la nave) que cuando la nave está en marcha mantienen la vertical, es decir impiden la escora de la misma.
Aletas_Estabilizadoras

Aletas Estabilizadoras

Medidas Médicas

Durante la Segunda Guerra Mundial la Marina de los EE UU y la Royal Navy buscaron una alternativa a la escopolamina, el único fármaco que combatía el mareo en aquella época, pero que por desgracia también provocaba taquicardia. Uno de los investigadores médicos dio por fin con el remedio: el dimenhidrinato. Los soldados de infantería que llegaron por mar y aire hasta el norte de Francia se libraron por fin de los vómitos durante una operación militar que cambió el rumbo de la Historia.

En la actualidad el Dramamine, Biodramina o muchos nombres más con los que hoy conocemos al dimenhidrinato en el comercio es uno de los remedios que mejor combate (ya sin desembarco mediante) los efectos del “mal de la mar” y que sigue existiendo en parte gracias al boom de los cruceros.

Medidas Personales

Mejores_cabinas

Las mejores cabinas con balcón están al medio de la nave y en las cubiertas inferiores.

Si tiene dudas acerca de si se marea o no, trate de seguir estos consejos:

  1. Elija una cabina en el centro de la nave y de ser posible en las cubiertas bajas. Es el centro donde menos se detectan los movimientos de la nave.
  2. Coma una manzana verde. La manzana verde suele aliviar los síntomas del mareo.
  3. Si sabe que está por atravesar una zona de mal tiempo trate de tomar pocos líquidos, ya que su movimiento en el estómago puede generar una sensación desagradable.
  4. Presione la muñeca. Este truco curioso lo usaban los marineros que trabajan en mercantes. Consiste en enrollar un pequeño trozo de papel del tamaño de un garbanzo y colocarlo en tu reloj presionando suavemente las venas que pasan por la muñeca. Esta suave presión mejora notablemente los síntomas del mareo.
  5. Si todo esto ha fallado no dude en acudir a la recepción y pedir una pastilla de Dramamine o Biodramina, su expendio en los cruceros (siempre y cuando haya tormenta o “mar de fondo” ) es sin cargo; convirtiéndolo en el único medicamento de a bordo que las navieras entregan gratis (claro, debe ser para que uno pueda seguir gastando a gusto en el bar !!!).
  6. Si la tormenta o el mar de fondo lo sorprende en la noche de gala no es recomendable el uso de tacos muy altos para las mujeres (y en los hombres tampoco).  Se han producido espectaculares grandes caídas, dignas del mejor “blooper”, por no seguir este simple consejo.
Fuentes: Marine Insight / Carlos “Chino” Albertoni / CruceroAdicto / Wikipedia / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Carnival Cruise Line

Apoye el proyecto - HAGA CLICK AQUI

banner-costa-pie_noviembre-2016

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros

Artefisico

  3 comments for “Trucos para evitar el mareo

  1. Bakelita
    24 Enero, 2013 at 02:44

    Algunas precisiones basadas en la experiencia (sobre todo personal) y el buen saber académico:
    1º) Aunque esta nota lo consigna entre los “remedios caseros” de dudosa efectividad y aún más nebuloso origen, mirar un punto fijo sobre el horizonte o simplemente la lejanía de esta línea REALMENTE evita el mareo y es la MEJOR medida que se puede tomar una vez que los primeros síntomas encienden la luz de alarma, lo mismo que mantenerse en ambientes bien ventilados y siempre que sea posible, sobre cubierta exterior, preferiblemente a proa. Una vez que el mareo se ha desatado y ya es imposible ocultar su existencia, el mejor remedio para sobrellevar y aún ir recuperándose del trance es recostarse lo más horizontalmente posible, también en lugar bien ventilado o, mejor, con la bóveda celeste por único techo, relajarse, descansar, contemplar sin distracciones el caprichoso esplendor de las nubes, y dejar volar bellos pensamientos. Irracional o no, esto FUNCIONA aún en las roscas más severas.
    2º) El Dramamine (en Argentina), Biodramina o Aeromar (en Uruguay) tal vez sea efectivo para evitar el mareo, pero únicamente si se lo toma en las dosis apropiadas, especialmente sin excederse, y con no menos de 30 á 40 minutos antes de embarcar o que se desate la furia náutica. Tomarlo una vez que ha comenzado el bamboleo y uno comienza a notar que se marea no sólo es inútil, sino que hasta puede incrementar el malestar estomacal. Es sabido, además, que produce somnolencia; en algunas personas –es el caso de quien escribe– a punto tal que este sopor sólo consigue asociarse –complicándolo aún más– al desasosiego del mareo, pudiendo volverse peligroso en situaciones que impliquen cierto riesgo. Esto no suele ocurrir en los cruceros de turismo, es cierto, pero puede llegar a volverse potencialmente peligroso en embarcaciones menores y deportivas.
    3º) En el ámbito del epicurismo, y ante la expectativa de afrontar aguas turbulentas, lo importante es la moderación: ni tanto ni tan poco. Comer o beber mucho o aun normalmente será un pasaporte directo al desastre. Pero casi lo mismo puede ocurrir en caso de abstinencia severa, sea de sólidos o líquidos. Lo ideal es tener “algo” en el estómago, para evitar la sensación de vacío, pero tampoco tanto como para que el órgano digestivo esté tentado de alivianarse con los dos primeros vaivenes. Y acá va algo MUY personal, que seguramente cada uno hará muy bien en adaptar su propio organismo y personalidad: La mejor receta ante la perspectiva de una navegación zarandeada es tomar antes de partir o antes de que se desate la maroma un sándwich pequeño (3 ó 4 bocados) y de relleno liviano, sin salsas, aderezos ni condimentos, sólo con carnes o fiambres nobles y queso (vegetales poco ácidos para los vegetarianos), acompañado con dos dedos (¡horizontales!) del mejor vino tinto que se tenga a mano. NO GASEOSAS.
    Pero recuerde, en temas de mareos vale, sobre todo, el viejo consejo “conócete a ti mismo” y, especialmente cuáles son tus reacciones ante el zarandeo marítimo, cuáles tus “trucos” preferidos y cuáles tus reacciones, fortalezas y debilidades ante los mismos. Y recordemos que prevenir es evitar. Nunca como en este caso, porque una vez que la descompostura por mareo se ha instalado poco puede hacerse, excepto el tip del comienzo que podemos sintetizar en “relájate y goza” (si puedes) mirando al cielo. Y a esperar a que se pase…

    • 24 Enero, 2013 at 15:11

      Sabias palabras !!!

Comments are closed.