El crucero del futuro, hoy (1ª parte)

Una experiencia crucerista personalizada gracias a la tecnología es la nueva propuesta de Carnival con su Ocean Medallion Class

crucero del futuro

Imagen de crucero futurista perteneciente a la película franco-estadounidense “El Quinto Elemento”

Olvídese de la distopía invasiva de la privacidad Orwelliana, o de las oscuras facetas del control del pensamiento Cyberpunk. Si lo suyo es la búsqueda de la independencia digital, la defensa a ultranza de sus datos personales o simplemente le disgusta que Google pueda anticipar en sus avisos on-line sus gustos y preferencias, NO LEA ESTA NOTA.

Ahora bien, su usted gusta de tomar un jugo de naranja con dos hielos, de un juego doble de toallas y de una tumbona en popa para leer su libro favorito luego del desayuno, Carnival se lo proveerá sin que ni siquiera tenga que pedirlo, gracias a un artilugio electrónico del tamaño de una moneda, que habrá de convertir su crucero en una experiencia única, tan única como usted y hecha tan a medida que luego de participar de la misma, seguramente no concebirá sus próximos viajes de forma diferente.

Es que este tipo de artículos casi siempre comienza diciendo algo así como: “imagínese poder llegar a puerto y no tener que hacer un check-in para subir a su crucero, entrar en su cabina sin tener que introducir la llave y que el televisor tenga su serie preferida…..” bueno aquí no necesita imaginar nada, porque todo eso ya existe, y aunque en estos momentos solo se encuentra disponible en algunas naves de Carnival Cruise Line, toda esta tecnología de avanzada aplicada a personalizar la experiencia crucerística de manera interactiva, se planea llevar a todas las embarcaciones de la naviera y de sus diferentes grupos empresariales.

Y si bien la tecnología no es algo ajeno a la industria de los cruceros, esta nueva implementación del Medallón de Carnival, seguramente será una innovación que se hará cada vez más disponible en las naves de placer, como ha sucedido ya con las “Bandas Mágicas” de Disney o como sucede en los Estados Unidos con el sistema de compras automatizado de Amazon Dash. Las posibilidades son realmente asombrosas y llevar esta “Internet de las cosas” a alta mar no podía dejar de ser aprovechado por un mercado tan competitivo y orientado al cliente como son las navieras.

Pero dejemos las generalizaciones de lado y ocupémonos de estos medallones, que podrán ser utilizados como pendiente, ser colocados en bandas para la muñeca o simplemente descansar el el bolsillo del pasajero. La primera pregunta que podrá hacerse el lector de Noticias de Cruceros es: como funcionan? El cronista casi cae en la tentación de decir “es muy fácil” cuando en realidad estos dispositivos son una muestra de integración tecnológica de primer nivel. Primero su tamaño, no mayores que una moneda, por dentro la miniaturización de componentes les permiten una comunicación “ida y vuelta” con la red dedicada del barco mediante radiofrecuencias y bluetooth gracias a dos antenas microscópicas . Pero este es solo el comienzo de una interacción que la gente de Carnival define como “un aura experimencial” alrededor de los pasajeros, ya que permitirán interactuar a través Ocean Compass, con lo que los smart phones y las tabletas de los cruceristas, mediante miles de sensores y receptores ubicados en todo el barco.

Así que olvídese de pasar por el front desk para hacer una consulta o reservar una excursión, no solo podrá hacerlo desde su celular sino también desde las miles de estaciones interactivas que se ubicarán estratégicamente en las diferentes cubiertas y áreas del barco. Tampoco necesita preocuparse si la excursión se suspende porque el sistema no solo le avisará, sino que le propondrá otras alternativas. Pero las sorpresas no se acaban allí, porque además de -a modo de mayordomo personal- el sistema no solo le dará aviso de las actividades que ya ha elegido, sino que también le ofrecerá alternativas “a medida”, como por ejemplo avisarle de un extraordinario atardecer que habrá de poder apreciar desde el balcón de su cabina, y le permitirá elegir la bebida que podrá disfrutar con su pareja en ese momento tan especial. Llegar a la puerta del cuarto, que la puerta se abra sola, las luces se enciendan y suene una música acorde, solamente será un “bonus” de los tantos que disfrutaran los viajeros de la Ocean Medallion Class.

Con nada menos que 122 kilometros de cables, 7000 sensores, 650 lectores y 4000 portales interactivos, el sistema ha sido puesto a punto durante la entrada a dique seco del Royal Princess, que ser’a seguido a comienzo del 2018 con una actualización similar prevista para el Regal Princess. Las ventajas que habrán de ofrecer estas redes virtuales a bordo de los cruceros de Carnival, gracias a su Ocean Medallion Class es demasiado extensa para comentarla en un solo artículo. Por ello en la próxima entrega detallaremos todas las novedades que estos “botones inteligentes” brindaran a los pasajeros, mientras el cronista se sigue asombrando de como las redes inteligentes pueden potenciar la experiencia de viajar en crucero, y tratará de comentar en profundidad los nuevos servicios, y beneficios de estos pequeños artilugios.

Fuentes: Gaumont Film Company / Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Carnival Cruise Line

Apoye el proyecto - HAGA CLICK AQUI

banner-costa-pie_noviembre-2016

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico