El “Harmony of the Seas” fue bautizado en su hogar

Semanas atrás fue bautizado en Fort Lauderdale, Florida, el Harmony of the Seas, en la actualidad, el crucero más grande del mundo.

Harmony of the Seas

El Capitán Gus Andersen, Michael Bailey, presidente y CEO de Royal Caribbean International y Brittany Affolter después de la ceremonia de bautismo del barco más moderno de Royal Caribbean el Harmony of the Seas.

El barco más grande del mundo, el Harmony of the Seas, de Royal Caribbean, fue bautizado oficialmente en Ft. Lauderdale, Florida, luego de haber llegado a este puerto desde Europa.

Y digo oficialmente porque muchos nos plantean el asunto de que seis meses antes, el barco fue estrenado en mayo en Southampton, Inglaterra.

Es verdad, allí se estrenó pero la tendencia en la industria de cruceros es hacer una ceremonia en Europa y otra en América, y de hecho, en este lado del mundo, a veces se da el bautismo oficial y la ceremonia más grande.

Ese es el caso del Harmony, bautizado por Brittany Affolter, una maestra de Miami, de 22 años, en una ceremonia donde no faltó incluso uno de los robots del Bionic Bar, que ayudó a accionar la botella de champán para que se rompiera en el casco y diera buena suerte a la nave, siguiendo la tradición.

Navegamos desde Ft. Lauderdale en el Harmony y hay que destacar el asombro que causa este gigantón, no solo de todos los que lo ven por primera vez, sino de los que también hemos viajado en él en otras ocasiones.

En la ceremonia de bautismo, que coincidió con el segundo viaje de prensa y agentes de viajes, no faltaron los fuegos artificiales. Al concluir este viaje, el Harmony iniciará sus travesías regulares hacia el Caribe, la mayoría de ellas de siete días.

Ft. Lauderdale es el puerto base permanente de este barco, el tercero de la Oasis de esa empresa de cruceros. El primero de ellos, el Oasis of the Seas, empezará a navegar este fin de semana desde Puerto Cañaveral, a una hora de Orlando, Florida, y el segundo, el Allure of the Seas, continuará zarpando desde Ft. Lauderdale como acostumbrado.

Muchas cosas llaman la atención del Harmony

the-abyss

La tenebrosa entrada a "The Abyss"

Y de eso podemos estar escribiendo por varios meses, pero hay que destacar que este barco es como un híbrido, excelentemente bien logrado, entre las amenidades de la Clase Oasis, y las de la Clase Quantum.

Por eso tiene el concepto de vecindarios, entre ellos su Central Park y su Boardwalk, con carrusel de caballitos tallados incluido, hasta el Bionic Bar, estrenado en el Quantum of the Seas. Ese bar atendido por robots ha sido tan popular, que lo incluyeron en el Harmony, que además como primicia trajo The Ultimate Abyss, un tobogán que en unos 12 segundos te desliza por 10 pies y también a The Perfect Storm, un trío de chorreras acuáticas fantásticas que no te puedes perder.

Fuentes: Todo Sobre Cruceros / Royal Caribbean / Gregorio Mayi

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

MSC_Black_Friday

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico