70.000 Toneladas de metal, navegando

Guillermo Toloza, un ex tripulante de cruceros y fanático del Metal, nos envía esta nota previa a su embarque en el crucero "metalero" que presentará en el Caribe a 60 bandas de este estilo musical.

Fanáticos en el crucero 70.000 tons of metal

El Turismo de intereses especiales  ha visto en la industria de cruceros una plataforma donde expandirse y alcanzar nuevos horizontes; cruceros con hinchadas, campeonatos mundiales o juegos olímpicos, cruceros para comunidades afroamericanas, cruceros LGBT, el “Desire Cruise” o “crucero herótico” que se realizará en el Azamara Quest en el 2017 hasta los “Wellness Cruises” de Silversea o MSC son parte de la oferta  existente pero también existe uno, tal vez, menos conocido por estar centrado en un público más “under” como es el de los amantes del Metal, ese estilo musical comúnmente asociado a personajes de negro y cabello largo; les hablo del 70.000 Tons of Metal o 70.000 Toneladas de Metal en su traducción al castellano.

Este crucero temático le debe su nombre al Majesty of the Seas de Royal Caribbean que fue el barco que albergó la primera edición por allá por el 2011 con una travesía que salió desde Miami y llevó a 2038 afortunados pasajeros a Cozumel, México en un crucero de 4 noches con 42 bandas presentándose en 48 shows a bordo.

Ese primer “crucero metalero”  fue fruto de una idea loca de Andy Piller -más conocido como Skipper-, un productor musical suizo, ciudadano hoy de Vancouver, quién desde el balcón de su departamento veía zarpar los cruceros hacia Alaska en los veranos. Así fue que mientras bebía unas cervezas con sus amigos un día les dijo “¿y si hacemos un festival estilo europeo en un crucero?”. Esa pregunta pasó más allá de una idea loca en una reunión de amigos y se transformó en el proyecto personal de Piller, proyecto que tras 4 años buscando financiamiento y la alianza estratégica con Royal Caribbean vio la luz un 24 de Enero de 2011.

andy-piller

Andy Piller - Skipper

Con la 7ª edición puesta a la venta recién el 16 de Agosto ppdo., sus 3000 boletos se encuentran prácticamente agotados, algo que tambien sucedió en todas las versiones anteriores y que demuestra que el nicho “metalero” es uno ávido consumidor de una oferta de este tipo.

Para la edición 2015 y tras informarse el traspaso del Majesty of the Seas a una de sus subsidiarias, el 70000 Tons of Metal dio un salto cuantitativo y cualitativo al acordar su realización en el Liberty of the Seas, barco de la clase Freedom que duplica al Majesty con sus imponentes 154.407 toneladas y amenities que superaban con creces a éste.

Una anécdota digna de contar es que poco antes de la realización de la edición 2015 Royal Caribbean informó a la organización que el Majesty of the Seas seguiría en la flota por si querían mantenerlo como plataforma del crucero temático, pero la respuesta fue contundente…ya se habían agotado los boletos para el Liberty of the Seas.

Para el que no sigue la música “metalera” nombres como Anthrax, Testament, Annihilator o Death Angel no representan mucho pero para los amantes del género son bandas icónicas de la escena por casi 30 años y, si consideramos que son solo 4 de un cartel de 60 agrupaciones que conformarán el cartel final, se entiende un poco mejor el éxito de este crucero temático.

A lo anterior debemos sumar el hecho que tanto músicos como pasajeros duermen, comen y realizan actividades de la vida diaria en el mismo barco por 5 días por lo que es posible compartir con ellos en la cotidianeidad de un almuerzo, una cena, una excursión y la piscina, algo que no pasa en ninguno de los grandes festivales europeos u norteamericanos.

Si de itinerario hablamos, el crucero que parte el 2 de Febrero desde Fort Lauderdale realizará escalas en Labadee, el paraíso privado que Royal Caribbean posee en Haití y que se ha transformado en uno de los destinos más apreciados de esta compañía.

La Nave

El Independence of the Seas es una nave construida en los Kvaerner Masa-Yards (hoy Meyer Turku), en Finlandia, allá por mayo de 2008. Su costo en aquel entonces fue de US$ 590 millones.

En sus 339 metros de eslora y 15 cubiertas posee 1.817 cabinas que pueden albergar hasta 4.375 pasajeros que disfrutarán el servicio de 1.397 tripulantes.

Relax en el Jacuzzi

También hay tiempo de relax (y alguna bebida) en el Jacuzzi

Si de comida se trata,  los metaleros que asistan al crucero disfrutarán un Main Dinning Room de tres pisos con capacidad para 2.100 hambrientos comensales; para comidas más informales está el Café Windjammer con capacidad para 770 personas, el lugar ideal para desayunar o almorzar en formato de autoservicio. Opciones de restaurantes de pago como el Chops Grille (carnes), Portofino (comida Italiana) y el popular Johnny Rockets (hamburguesas) entre otras opciones. En la cubierta 5 se encuentra el Royal Promenade, una calle de 4 pisos de altura que representa el centro de la vida en el barco y que se encuentra flanqueada por tiendas libres de impuestos, cafés, bares y los mesones de Recepción y Excursiones; esta área se puede apreciar desde los elevadores de vidrio o desde las habitaciones internas que tienen ventanas con vista e él.

El Casino Royale es otro de los centros neurálgicos del que envidiarle a uno de Las Vegas; la vida nocturna gira en torno a él y a The Raven, la disco de 2 niveles del barco y el Viking Crown Lounge panorámico en la cubierta 14. Saliendo a cubierta destaca Flowrider, la piscina para simulación de surf, campos de minigolf, una multicancha y un muro de escalada libre además de piscinas y jacuzzis.

Respecto a los shows, éstos se realizan en cuatro diferentes locaciones siendo la más importante el Alhambra Theatre, el teatro del barco con capacidad para 1.320 personas la cual se ve ampliada pues se remueven las primeras filas de butacas para que los fanáticos se agolpen a centímetros del escenario a disfrutar el show. La segunda locación de los show es el Studio B, una pista de hielo (si de hielo) rodeada de gradas para 760 personas cuya pista se cubre y permite realizar los shows masivos como los de este festival; el Pyramid Lounge con capacidad para 300 personas representa el más íntimo de los escenarios con un sello más de “club” para disfrutar de shows íntimos o clínicas de los artistas. El cuarto, y tal vez es más espectacular, escenario es el que se emplaza en la piscina central del barco y es donde se desarrollan los conciertos al aire libre mientras los asistentes disfrutan de un jacuzzi o una cerveza con la brisa marina en el rostro.

Amigos de Noticias de Cruceros, si les gusta esta nota les comento que podré entregarles muchos más detalles pues tengo la suerte de decir que seré parte de la 7ª edición del 70.000 of Metal cuando me embarque como uno más de esos metaleros el próximo 2 de Febrero; larga vida al metal…y por su puesto a los cruceros.

Fuente: Gentileza de Guillermo Toloza / Noticias de Cruceros
Fotos: 70000 Tons of Metal

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico