Tribulaciones, lamentos y ocaso de un crucerista imaginario o no

Noticias de Cruceros lanza un concurso para que escribas qué pasó en la mesa del capitán, completando la historia de este crucerista desafortunado. Participá y ganá fabulosos premios.

Desire of the Seas

Atrás quedaron los días de travesía. Lejos mas allá de algún distante horizonte, los recuerdos de noches de ensueño y días de aventura, se escapan vertiginosamente hasta de la memoria. Nada volverá a ser lo mismo. Este es el lamento de un crucerista anónimo, hasta quizás imaginario, en su ocaso. Este es el relato de sus tribulaciones que, fabuladas o verídicas quizás agraden la vista, a tan amables lectores que dedicadamente, se inclinan por continuar leyendo este tal disparatado relato.

Es que nuestro protagonista no ha conquistado molinos de viento, pero tiene un estilo quijotesco y ha vivido peripecias tales como las de aquel chino en china de Julio Verne. Y la referencia literaria no deja de venir a cuento, ya que las tribulaciones de nuestro crucerista, dan comienzo cuando el destino lo intersecta con su personal Capitan Nemo, un Ahab despiadado y sin conmiseraciones, que tronchó en lo mejor de su carrera, a una vida de viajes y crucerismo.

La escena se desarrolla en uno de esos destinos que uno -al menos este cronista- espera durante años. La temporada correcta, el itinerario preciso, la nave ideal, la cabina escogida, en síntesis, el paraíso del crucerista. Pero en todo jardín del edén se esconde una maligna serpiente. Pero no nos adelantemos, porque los hechos no suceden al azar, y a veces el destino lleva una especie de extraña contabilidad, que hace que al rodar los dados, el azar sea remplazado por una especie de determinismo incomprensible, casi arcano.

Porque nuestro personaje, al que ni siquiera otorgaremos género, ha protagonizado a lo largo de su vida, y de las millas acumuladas entre puerto y puerto, tantos momentos memorables como casi insalvables metidas de pata, acumulando experiencias, memorias y una larga lista de situaciones embarazosas, que van desde resbalar sobre las esculturas de hielo de una media docena de cisnes, sobre cubierta, en medio de la cuenta regresiva de año viejo, en la bahía de Copacabana, hasta hacer perder a mas de dos mil pasajeros la posibilidad de bajar a tierra, por una falsa alarma de virus, que resultó ser solamente una indigestión producto de un exceso de Fondue.

Por supuesto que no todos son deméritos. Pero el haber sorteado estos escollos manteniendo intacta la pasión crucerística, no hace mas que resaltar la importancia que para nuestro personaje tenía, tuvo y tiene el crucerismo. No haremos aquí un recuento de millas recorridas, ni de navios, pero baste decir que nuestro viajero de marras, no ha escatimado esfuerzos para poder pasar la mayor parte del tiempo del que dispone para si, fuera de la cubierta de un crucero. Circunnavegaciones, Pasajes interoceánicos, Cruces Transatlánticos, destinos exóticos y hasta cruceros fluviales, lo contaron como protagonista privilegiado.

Pero todo lo bueno termina. Y como en toda historia el dramatismo dicta que este final suceda en el momento cúspide de la experiencia cruceristica de nuestro personaje, la noche de gala cuando se pudo sumar a la mesa del capitán. Lo que aconteció en la velada no cae fuera de las barreras del decoro, pero si dentro de las del buen gusto, por ello no habremos de ser explícitos en detalles. Baste decir que a la mañana siguiente nuestro pasajero y su acompañante se encontraron con su equipaje en el muelle viendo partir a su barco, con una prohibición de por vida para abordar otros buques de esa naviera.

Finalmente, gracias a la discreción de algún escriba, nunca trascendió el nombre de este imaginario crucerista, pero su lamento todavía se escucha en las oficinas de algunas agencias de viajes. Es que no se repone de tan fáustico suceso y desde ese momento solo puede merodear por la sección de folletería, sin poder nunca asegurar una fecha y concretar nuevamente un viaje en crucero.

Noticias de Cruceros lanza un concurso para que escribas qué pasó en la mesa del capitán. Escribí directamente a través de los comentarios, abajo de la nota, qué crees que pasó y ganá un fabuloso premio que anunciaremos en el programa “Navegando”.
Los participantes ganadores serán anunciados en el programa radial “Navegando” y en el grupo “Navegando” de nuestro Facebook https://www.facebook.com/groups/Navegando.club/ .
Los ganadores deberán retirar sus premios en los estudios de la Trade Radio, presentando su documento nacional de identidad o pasaporte. Sin excepción.
Fuentes: Noticias de Cruceros / Navegando

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Daniel Benhayón

Periodista marplatense, Director de NDC Radio, ex redactor en el Diario La Capital, realizador del programa "El Viaje" por KPA y melómano.