Pingüinos Rey en las Georgias

El Sea Spirit finalmente da con los pingüinos rey en las Islas Georgias.

Sea Spirit y PIngüinos Rey

El Sea Spirit llega a las Islas Georgias del Sud ante la atónita mirada de los PIngüinos Rey

A bordo del Sea Spirit.- Luego de dos días y medio de navegación en el Sea Spirit, cruzando el Mar de Scotia, llegamos a las Islas Georgias del Sur.

Nuestro primer contacto con la isla que fuera el “salvavidas” de toda la tripulación de Ernest Shackleton, fue en su margen sur, más exactamente en el Cooper Bay, junto al islote del mismo nombre. Allí la temperatura rozaba los 6° C y munidos de las cámaras salimos en los zodiac para ver qué nos deparaba esta bahía, que fue nombrada así en honor al primer oficial de la expedición de James Cook con el HMS Resolution.

Desde los neumáticos vimos elefantes marinos, lobos marinos, pingüinos rey y pingüinos macarrón.

Luego nuestro Sea Spirit nos depositó en Gold Harbour, donde vimos cientos de pingüinos rey y lobos marinos, pingüinos gentoo y elefantes marinos.

Es curioso como la inocencia de estos animales hace que se acerquen a uno, muchas veces más de lo indicado por los guías, pero las órdenes son claras, uno no debe acercarse a los pingüinos a menos de un metro, sin embargo si ellos lo hacen uno debe permanecer inmóvil.

De esa forma éstas aves lo escudriñan a uno con un notable interés, y es claro, ¡ somos nosotros los “nuevos” en ese barrio !. Diferente fue la historia con las foquitas adolescentes, ya que éstas (asustadas) venían a nuestro encuentro mostrando los dientes y haciendo ruidos amenazadores, algo que han aprendido de sus hermanos mayores. Sin embargo la inocencia les precede y si uno aplaude con fuerza éstos se retiran rápidamente.

Pasajera china y pingüino rey

Pasajera china y pingüino rey

Avanzamos entre los pingüinos y las focas y de repente se escuchó un trueno, sin embargo estaba parcialmente nublado y nada hacía prever una tormenta. Sin embargo este no era un ruido que venía del cielo, sino de un glaciar de los más de cien que posee esta isla y pudimos ver la avalancha de hielo que supone la ruptura de uno de éstas colosales paredes color celeste claro.

Todo un espectáculo pero como “el show debe continuar” partimos raudos hacia la bahía St. Andrews. Esta Bahía contiene la segunda pingüinera de pingüinos rey del mundo con una cantidad aproximada de 150.000 individuos.

Es increíble el ruido que estas aves pueden hacer en una bahía, claro son muchas. Aquí las pequeñas focas (esta vez menores que las anteriores) nos recibieron con mucha curiosidad, casi pegándose a oler nuestras botas, los kayak y las GoPro.

Luego de un paseo enmarcado en glaciares, pingüinos y focas, volvimos a subir a los gomones y partimos rumbo al barco donde la cena nos esperaba.

El GPS marcó 54° 26,2´ Sur y 36° 10,5´ Oeste y el termómetro que había amanecido con promisorios 6°C terminó cayendo un grado, a pesar del vieno NNO que podría haber traído un poquito de calor…

Vea más fotos de este increíble viaje en nuestro FACEBOOK.

Para más información sobre Poseidon Expeditions y sus cruceros de expedición consulte a su agente de viajes o a García Fernandez Turismo, tel. +54 11 4320-1450

La asistencia de este crucero fue brindada por Coris, la compañía de asistencia al viajero en Argentina.

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico