Los últimos 3 días en la Antártida

El tiempo antártico no acompañó a los expedicionarios del Sea Spirit en sus últimos días en el continente blanco.

Iglesia Ortodoxa

La Iglesia Ortodoxa más austral del mundo

A bordo del Sea Spirit.- Los últimos 3 días en la Antártida el tiempo no fue del todo venébolo (aunque tuvimos temperaturas de 0° a 8° C) y recorrimos 4 puntos realmente interesantes:

Cierva Cove, donde los zodiac y los kayaks navegaron a lo largo de la base Primavera entre icebergs, focas cangrejeras y pingüinos saltarines que nadaban junto a los botes.

Luego las rocas Hydruga nos permitieron un desembarco en un área totalmente escénica (parecía salida de una película) entre icebergs de cortes que parecían esculturas “art decó” y nubes grises que daban un tono algo lúgubre a la escena.

La fauna local, compuesta de lobos marinos y focas Weddell, pingüinos chipstrap y gentoo y sus pichones fueron algunos de los animales vistos, además de numerosas aves.

Al día siguiente fue tiempo nuevamente de bajar con las billeteras preparadas, ya que en las estaciones Bellinghausen de Rusia y Puerto Bahía Fildes de Chile existen sendos shops donde a precios antárticos se pueden comprar recuerdos que van desde conocidos vinos chilenos hasta insignias de la ex URSS.

Sin duda dos cosas que nos llamaron poderosamente la atención fueron los imanes que se vendían en la estación rusa a US$ 40 !!! (bajo la excusa que eran tallados a mano en hueso de ballena) y el sonar de los teléfonos móviles con un mensaje que decía “Welcome China” y anunciaba que uno había entrado en la zona de mejor cobertura e Internet de alta velocidad a través de China Unicorn´s.

Evidentemente la Antártida es un territorio sorprendente, pero este último mensaje nos dejó duros…

Minutos más tarde nuestro guía Ilya nos explicaba que en este puerto hay más bases, como la que está a una milla que pertenece a China y un poco más allá un refugio de nombre Ballve, perteneciente a la República Argentina.

A pocos metros una pista de aviones y dos iglesias completaban el cuadro, una de ellas católica (en la base chilena) y la otra ortodoxa (en la base rusa).

Subimos hasta la ortodoxa, ya que la más austral del mundo y fue ampliamente promocionada a bordo.

En el interior de la pequeña capilla un cartel rezaba “Si desea una excursión al interior de nuestra iglesia por favor envíe un mensaje de texto al +569 969 420 52 indicando el número de interesados. Llegaré en 10-15 minutos. Servicio sin costo”. Y lo firmaba el padre Máximo.

Por suerte la iglesia estaba abierta y pudimos acceder a su interior sin tener que gastar en mandar un SMS al padre Máximo, utilizando los servicios de la red celular de China…

En la rada no estábamos solos, el Sea Adventurer de Quark Expeditions también estaba con sus pasajeros por la zona y el buque de apoyo Ary Rongel con helicóptero y todo completaba el cuadro.

Evidentemente que en esta isla (Kings George) donde se aglutinan esta cantidad de estaciones antárticas, todavía queda espacio para la fauna, que se componía de lobos marinos y pingüinos gentoo.

Esa noche terminamos de ver en el lounge de nuestro barco la segunda y última parte (se dio en dos días consecutivos) de la miniserie Shackleton, haciendo referencia al viaje donde perdiera el barco Endurance al ser aplastado por los hielos del mar de Wedell.

Interesante vivencia que sería coronada al día siguiente con una visita (solo para ver desde el barco) a la Isla Elefante, más exactamente al Point Wild (o Punta Salvaje) que bien hace honor a su nombre, dado que son picos que caen abruptamente al mar donde solo unas pequeñas bahías dan un mínimo abrigo al que se acerque a esta temible isla.

Bien, fue allí donde Shackleton dejó a 23 de sus hombres y en un improvisado velero fue hasta las Islas Georgias a buscar ayuda para rescatar a su gente.

La vista del perfil agresivo de la isla sin duda nos dio una clara idea de la resistencia de estos expedicionarios y la férrea volunta de su líder de seguir adelante (literalmente) “contra viento y marea”.

Ese punto marcó nuestra despedida de la Antártida, con 0° y cuando el GPS marcaba los 61° 05,7´ de latitud Sur y 054° 52,2´ de longitud Oeste.

A partir de allí tendríamos 2 días y medio hasta llegar a las Islas Georgias.

Vea más fotos de este increíble viaje en nuestro FACEBOOK.

Para más información sobre Poseidon Expeditions y sus cruceros de expedición consulte a su agente de viajes o a García Fernandez Turismo, tel. +54 11 4320-1450

La asistencia de este crucero fue brindada por Coris, la compañía de asistencia al viajero en Argentina.

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico