El temible Pasaje de Drake

El temible pasaje de Drake no hace mella en nuestro equipo que avanza raudo en el Sea Spirit rumbo a la Antártida.

Drake

El temible Pasaje de Drake, lugar donde se unen el Atlántico y el Pacífico, no nos trató tan mal.

A bordo del Sea Spirit.- El cruce del pasaje de Drake siempre supone un pregunta que en inglés resumen como ¿“Drake lake” o “Drake shake”? , es decir el Pasaje de Drake como un “lago” o como un “batido”.

Y es lógico pensar que donde se unen ambos Océanos (el Atlántico y el Pacífico) ocurran corrientes fenomenales, vientos huracanados, olas gigantescas y tormentas descomunales. Sin embargo nuestro cruce, sin ser un “lake” (un lago) tampoco fue todo lo movido que esperábamos.

El Sea Spirit, navega contento a unos 17 nudos, con un viento NNE que cosquillea en su aleta de babor (la esquina izquierda de la popa), ayudándolo a navegar rápidamente rumbo a las Islas Shetland del Sur.

Esta nave, como ya dijimos en la nota anterior, fue el Rennaisance V y como tal fue pensada como un pequeño crucero de lujo. Sus 25 años de edad no han hecho mella en su estado actual, ya que a través de los años los sucesivos dueños no solo han mantenido su gallarda estampa, sino que han mejorado algunas de sus prestaciones, dotándolo (por ejemplo) de una increíble Owner Suite en la cubierta 7, constuída por Richard “Dick” West para si mismo, cuando la nave perteneció a la flota de la desaparecida Cruise West. Y también de una cubierta para bajar los zodiacs y los kayaks a popa de la nave, lo que permite un mejor acceso desde la marina en la cubierta 2.

Algunas salas como la biblioteca han sido totalmente remozadas y otras lo serán en el próximo “dockyard” (dique seco) que tendrá lugar en la ciudad de Vigo (España) en la venidera primavera europea, justo antes de su próxima temporada por el ártico.

Las cabinas, aun las más económicas, poseen dimensiones más que cómodas y muchas de ellas tienen su vestidor (walking closet) con su cajonera incorporada.

La caja fuerte, el frigobar, el dressoir y la TV de alta definición con lector de DVD incorporado completan el mobiliario junto a la/s cama/s de una o dos plazas, según el deseo de los ocupantes, mas un sofá/cama que se encuentra junto a un sillón y la obvia mesa ratona de bronce y cristal.

En el baño, con piso de madera (igual que una cubierta de baldeo de teca sellada con brea), la bacha está inmersa en una mesada de mármol y los amenities son shampoo, jabón líquido para el cuerpo y para manos. Completan el mismo el duchador de múltiples posiciones para generar diferentes tipos de chorro de agua y el secador de pelo, de una potencia más que suficiente para caballeros, pero que puede estirar la estadía en el baño de las señoras “pelilargas” que necesitan más tiempo para atender su cabellera.

El resto de la nave, que divide sus áreas comunes entre la cubierta 2 y la 6 dispone de:

Cubierta 2, el restaurante, sitio donde desayunará, almorzará y cenará todos los días.

Cubierta 3, el lounge, sitio donde se brindan las lecturas, charlas y proyecciones. Y la recepción e informes ya sea del barco como así también del grupo de excursiones.

Cubierta 4, el club, un sitio de reunión y relax donde podrá tomar todo el café y té que desee acompañado de galletitas, o (dependiendo de la hora o el humor) ahogar sus ánsias en alguno de los magníficos cocktails realizados por Sixto en la barra del club. Aquí también está la Laptop comunitaria, ya sea para compartir fotos con los demás pasajeros, subir sus fotos para participar en el concurso o enviar y recibir mails desde las cuentas de Webmail que pueden comprarse abajo en la recepción (sujeto a disponibilidad de conexión de la nave según la zona a navegar). También en este piso se encuentra la bibioteca y alrededor una cubierta de paseo que permite dar la vuelta entera a la nave, al aire.

Cubierta 5, el jacuzzi junto al área abierta, donde pueden realizarse comidas del tipo buffet, es también la zona de fumadores. Más adelante está el Gym con escaladoras, cintas para caminar, pesas de diversos tipos y todo ese tipo de máquinas que a algunos nos recuerdan las salas de tortura de los castillos medievales.

A proa se encuentra (lógicamente) el puente de mando, donde si no hay un cartel específico que diga que no entre, la entrada es libre y solo debe tener cuidado, una vez en él de no pisar las áreas que dicen “Crew Only” reservadas a los tripulantes de la nave o al entrar de noche, prender (sin querer) las luces del puente, ya que usualmente los barcos navegan con las luces interiores del puente de mano apagadas para ver mejor en la obscuridad.

Mañana concluiremos el cruce del Drake y llegaremos a nuestro primer destino, la Isla Barrientos.

Vea más fotos de este increíble viaje en nuestro FACEBOOK.

Para más información sobre Poseidon Expeditions y sus cruceros de expedición consulte a su agente de viajes o a García Fernandez Turismo, tel. +54 11 4320-1450

La asistencia de este crucero fue brindada por Coris, la compañía de asistencia al viajero en Argentina.

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico