El Pasaje de Drake

El brazo de agua que separa el continente americano del antártico es el temido "Pasaje de Drake". Nuestro equipo ya se encuentra cruzándolo y comenta las peripecias propias de la navegación donde los dos océanos se encuentran.

Crystal Symphony en Ushuaia 2

El Crystal Symphony antes de levar anclas en el Beagle.

A bordo del Crystal Symphony.- En la recepción en sus aposentos, el Capitán Zander había sido muy franco: pasada la medianoche, después de un breve alto frente a Puerto Williams, dejaríamos atrás el Canal de Beagle y el Crystal Symphony saldría a mar abierto. En realidad sería más preciso decir que saldría a ?mares abiertos?, ya que el pasaje conecta los dos grandes océanos Atlántico y Pacífico. La predicción se cumplió con rigurosa puntualidad -como todo a bordo del Symphony - y la nave comenzó a cabecear levemente primero y luego con creciente fuerza. Para cuando nos retiramos a nuestra suite, el movimiento se había acentuado por el fuerte oleaje y por las ráfagas de viento que alcanzaron la intensidad 9 de la escala Beaufort. Dormimos muy bien no obstante el movimiento, pero decir que éste nos acunó es un poco reductivo. Sacudió sería algo más exacto. Sin embargo el Symphony es un barco de excelente diseño, muy marinero, y se internó en el punto de encuentro de los dos océanos con total tranquilidad. Prueba de esto es que a la hora del desayuno y del almuerzo, todos los restaurantes estaban con su ocupación acostumbrada y el apetito de todos no parecía haber mermado, señal de que nadie se había mareado.

Al redactar esta nueva nota, ya son las 18:15 y el barco no ha parado de balancearse. La intensidad del viento y el consiguiente oleaje bajaron en cierto momento al 3 de la escala Beaufort y ahora han retomado fuerza alcanzando ya el 6.

A las 17:00, según anunció minutos antes el Director del Crucero, Paul McFarland, hubo una actividad inesperada a la cual concurrió buena parte de los huéspedes por el notable interés que despertó, al punto tal que el gran Galaxy Lounge se llenó casi por completo. Habría una conferencia a cargo del Capitán Keith Johnson, experto en hielo y navegación polar del Servicio de Guardacostas (Coast Guard) de los Estados Unidos. El Capitán Johnson por espacio de muchos años ha estado a cargo del rompehielos Polar Sea (Mar Polar), encargado de reabastecer la estación científica norteamericana McMurdo en el extremo sur de la isla Ross, en lo que se conoce como la operación Deep Freeze (Congelamiento Profundo), que suele partir desde Christchurch en Nueva Zelandia. La presencia del Capitán Johnson a bordo del Symphony no es optativa sino que es un requerimiento que impone la International Association of Antarctica Tour Operators (IAATO), al cual obviamente suscribe Crystal Cruises. Y no es para menos: unos 800 barcos de distinto tipo y tamaño han naufragado o se han hundido en esta zona con el correr de los años. Como expresó acertadamente el disertante, el Capitán Zander es hombre de reconocida y sobrada experiencia antártica, habiendo cumplido exitosamente más de setenta cruceros a la región, pero un par de ojos más nunca viene mal cuando de detectar y esquivar el hielo se trata.

La conferencia a nuestro criterio fue la más oportuna y apasionante de las en que hayamos participado en un crucero. Inició con la proyección de una breve documental sobre los viajes del Polar Sea, seguida de un capítulo dedicado a la zona que visitaremos en los próximos dos días de navegación y concluyó con una rápida retrospectiva histórica sobre las epopeyas protagonizadas por exploradores antárticos de la talla de Cook, Scott, Amundsen y -desde ya- Shackleton, cuyos restos, a pedido de su viuda, reposan desde hace años en las islas Georgias del Sur.

El interés de los asistentes fue evidente, juzgando por la cantidad de preguntas que formularon al Capitán Johnson, y que abarcaron temáticas tan diferentes como si los EE.UU. disponen de un número suficiente de rompehielos, sobre por qué ese país no cuenta con rompehielos a propulsión nuclear y sobre el grado de colaboración que se da entre todos los países que cuentan con bases en la Antártida.

Volvimos a la 1055 tomándonos de los pasamanos porque en algunos momentos se nos hacía difícil mantener dignamente el equilibrio y con un bagaje de información muy valiosa para disfrutar y valorar aún más la experiencia que nos aguarda. Nos alegramos de haber renunciado a parte de nuestra siesta para participar de una de las oportunidades de ?enriquecimiento cultural? que son un clásico de Crystal Cruises.  Miramos el reloj -algo que a bordo hacemos con muy poca frecuencia- y nos dimos cuenta de que ya era hora de prepararse para una nueva reunión y cóctel, esta vez en honor de quienes integran la selecta Crystal Society.

Para más información sobre Crystal Cruises y sus cruceros consulte a su agente de viajes o a García Fernandez Turismo, tel. +54 11 4320-1450

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Guido Minerbi

Periodista políglota especializado en viajes. Profesor Asociado en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Director de Minerbi - Silveira Comunicación Corporativa. 

Tags: