3° y 4° día de navegación y un glosario práctico

Continúa rumbo a Ushuaia el Crystal Symphony con el equipo de Noticias de Cruceros a bordo.

Crystal-Symphony

El Crystal Symphony navega en mar abierto

A bordo del Crystal Symphony.- Muchos recordarán la obra de Bernard Shaw Pigmalion, el musical de Broadway My Fair Lady (entre nosotros Mi bella dama) o el film homónimo que protagonizaran Audrey Hepburn y Rex Harrison.

El argumento era sencillo: el anciano profesor Higgins se había propuesto lograr que la hija de un carbonero de los bajos fondos de Londres aprendiera a hablar como una dama y no en esa especie de jerga que es el "cockney", difícil de entender hasta para los propios ingleses. En un momento dado el profesor, ante un enésimo error de fonética de su pupila, menciona a los franceses y dice: A los franceses no les interesa lo que dicen, en tanto lo pronuncien correctamente.

Todo esto parecería no tener nada que ver con la navegación, y tanto menos con nuestro crucero a la Antártida a bordo del Crystal Symphony que partió de Buenos Aires hace ya casi cuatro días. En nuestro caso, no se trata tanto de pronunciar bien las palabras sino de conocer su significado. Así al subir a un barco -para no hacer papelones- conviene saber de qué lado queda estribor y de cuál queda babor y saber si eslora se refiere al ancho o al largo del navío para no confundirla con manga. Del mismo modo conviene tener bien en claro el significado de cabeceo y rolido.  El primero describe el movimiento del barco producido por el oleaje, cuando éste va de proa a proa. A su vez, cuando el movimiento es trasversal, entre babor y estribor, se le define como rolido.

Dentro de pocas horas el Symphony llegará a Ushuaia y -al partir de allí- recorrerá el Canal de Beagle, pasará por el Cabo de Hornos y emprenderá el cruce del Pasaje de Drake, donde se unen el Pacífico y el Atlántico. Es oportuno saber que el Drake tiene una merecida mala prensa y la fama de proporcionar las emociones propias de un cruce bien movido. Según vengan el viento y las olas y dependiendo de su intensidad, podremos disfrutar de una relativa calma, de cierto cabeceo o de un discreto rolido. Y hasta allí, ¡todo bien! El tema puede volverse interesante en aquellos casos en que el cabeceo se suma al rolido, produciendo unas oscilaciones bastante molestas. Para algunos las mismas no representan molestia de ningún tipo por más que les parezca estar cabalgando con un caballo brioso. Para otros, al contrario, puede ser el comienzo de una sensación a decir poco muy desagradable. Los expertos en estos temas -que nunca faltan en un crucero- aconsejan tomar en cuenta el pronóstico y, en el caso de que éste preanuncie un cruce movido no esperar sus efectos, sino precaverse y tomar una pastillita "ad-hoc" antes de experimentar el más mínimo mareo. Asimismo, esos mismos expertos recomendarán tomar muy poco líquido e ingerir algún bocado sólido. Pero esto es el futuro posible.

La navegación desde Buenos Aires, hasta aproximadamente la latitud de las Malvinas, ha sido por demás tranquila, excepto en algunos momentos en que el barco cabeceó un poco. Un cabeceo (o un rolido) moderado ayuda a dormir y lo acuna a uno en forma por demás placentera.

Las horas de navegación transcurrieron agradablemente, permitiendo aprovechar a pleno todo el confort que ofrece el Symphony. No hubo muchos avistajes excepto el de gaviotas y cormoranes cuando el barco se encontró relativamente cercano a la costa y un nuevo grupo de delfines pequeños y oscuros que nadaban paralelos al barco pero en dirección opuesta. Estábamos almorzando cuando de pronto, sin previo aviso, no se sabe bien de dónde, surgió un espeso banco de niebla que redujo notablemente la visibilidad. Como máximo, la neblina habrá durado una hora para luego disiparse como por arte de magia hasta desaparecer por completo, dejando el cielo libre para un sol muy  amarillo y brillante.  El mar, que por la mañana había sido de un verde turquesa se volvió gris ceniza y finalmente, bajo el sol y ya sin niebla ni nubes, volvió a un clásico color azul.

Para más información sobre Crystal Cruises y sus cruceros consulte a su agente de viajes o a García Fernandez Turismo, tel. +54 11 4320-1450

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Guido Minerbi

Periodista políglota especializado en viajes. Profesor Asociado en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Director de Minerbi - Silveira Comunicación Corporativa. 

Tags: