Río de Janeiro, crucero y submarino en la bahía

Una escala esperada, la "cidade maravilhosa", esperó al MSC Poesia con el sorprendente cruce, en aguas de la Bahía de Guanabara, con el submarino S-30 de la armada de ese país.

Rio de Janeiro

La entrada a la Bahía de Guanabara con el submarino "Tupi", que cruzó ante la atónita mirada de los cruceristas.

Luego de navegar por la noche las 743 millas náuticas que separan a Salvador de Bahía, de Río de Janeiro, el MSC Poesia entró a la Bahía de Guanabara y algo provocó el estallido de mil cámaras a bordo. Navegando de vuelta encontrada, es decir saliendo del Arsenal de Marinha do Rio de Janeiro (AMRJ) pasó junto a la banda de babor (izquierda) el submarino S-30 Tupi, que partía para realizar maniobras.

Sin duda ese fue un "extra" para quienes esperábamos la entrada en la cubierta, cámara de fotos en mano.

A pesar de esto el cronograma se mantuvo inalterable y puntualmente a las 09:00 hs. el MSC Poesía tomó amarras en el muelle Pier Mauá en pleno corazón de la Bahía de Guanabara.

Cidade maravilhosa

Río de Janeiro es la capital del estado homónimo, y también de una de las más importantes ciudades de Brasil. Considerada por muchos como la ciudad más hermosa de América del Sur y una de las más bellas del mundo.

Gaspar de Lemos cuando entró con su barco la bahía de Guanabara confundió la bahía con la desembocadura de un río, y la llamó Río de Janeiro, que significa Río de Enero.

La ciudad fue fundada el 1º de marzo de 1565, por Estácio de Sá. Río de Janeiro fue la capital de Brasil de 1764 a 1960, cuando la sede del gobierno federal fue transferida a Brasilia. Entre 1808 y 1815 fue la capital del Reino do Portugal e dos Algarves, como era oficialmente designado Portugal en la época. Entre 1815 y abril de 1821, fue la capital del Reino Unido de Portugal, Brasil e Algarves ante la elevación de Brasil a parte integrante del Reino Unido de Portugal.

La ciudad es famosa por las playas de Copacabana e Ipanema, por la estatua gigante de Cristo, el " Cristo Redentor" sobre el Cerro del Corcovado, por la celebración anual del Carnaval, y por la montaña monolítica conocida como [Pao de Açúcar]. El nombre de esta montaña ha sido traducido erróneamente en varios idiomas como "pan de azúcar", cuando realmente no se refiere a ningún tipo de pan, sino, según una versión del historiador Vieira Fazenda, a los bloques de azúcar de forma cónica que se preparaban para su exportación en el siglo XVI. El equivalente más correcto de Pão de Açúcar, sería entonces "piloncillo" (en México), o "panela" (en Colombia y Venezuela), aunque es tradicionalmente conocido en español y otros idiomas como Pan de Azúcar.

Rio de Janeiro es famosa también por sus características geográficas y urbanas, al estar construida en una zona poco propicia para el establecimiento de una metrópoli, pues es una zona muy reducida, limitada por el oceáno y por la sierra, lo que hace que a veces el ancho de la ciudad se reduzca a menos de diez cuadras. La ciudad tiene una laguna, Rodrigo de Freitas, al norte de la playa de Leme. Estas características geográficas y geológicas requirieron un esfuerzo adicional de los urbanistas, que trazaron numerosos túneles y puentes para hacer posible el tráfico rodado entre las distintas áreas de la ciudad. Destaca el trabajo del urbanista y paisajista brasileño Roberto Burle Marx, cuyo trabajo más famoso es, probablemente, el diseño ondeado en blanco y negro que hay en las calzadas de la avenida Atlántica, el cual se ha convertido en logotipo de la ciudad. Burle Marx además participó en el diseño y construcción del Aterro do Flamengo, donde fueron ganados al mar 1.200.000 metros cuadrados, en lo que se convertiría en parque público a orillas del mar, junto a la playa de Flamengo, en el barrio del mismo nombre.

Muchas opciones

Al bajar nos topamos con varios cambios. A la salida de la terminal de cruceros ya no hay una autopista elevada (ruidosa y fea), sino una bellísima plaza un moderno tranvía y un edificio que por su futurista arquitectura llama poderosamente la atención y es precisamente el Museu da Amanhã (Museo del mañana) diseñado por Santiago Calatrava en el marco de los edificios que se han construido con vistas a las olimpíadas Brasil 2016.

Las excursiones ofrecidas en la oficina "ad hoc" en la nave eran:

  • Gran excursión al Corcovado y Pan de Azúcar (con almuerzo incluido) - todo el día - €199,90
  • Gran excursión al Corcovado y Pan de Azúcar (sin almuerzo) - todo el día - €165,90
  • Traslados a la playa Copacabana e Ipanema - 6 horas - €45,90
  • Rio Cidade Maravilhosa - 4 horas - €55,90
  • Corcovado (pasaje en tren incluido) - 4 horas - €90,90
  • Pan de Azúcar (pasaje en telesférico incluido) - 4 horas - €99,90
  • Jeep Tour al Corcovado - 4 horas - €119,90

Sin embargo fiel a nuestra rebeldía de otros años fuimos hasta Zenith Cambio & Turismo en la avenida Río Branco n° 25 B, cambiamos algunos reales y traté de adivinar (dado el lío que es hoy el tránsito por la construcción de las vías del tranvía) dónde paraba el bus 123, el que luego muchas curvas contra curvas a máxima velocidad, nos dejó a dos cuadras la famosa Ipanema.

Y si bien alquilamos sombrilla y un par de reposeras, para no achicharrarnos al sol, tuvimos que acudir al Factor 50 para no dejar una huella imborrable en nuestros cuerpos, luego del día de playa.

Finalmente a las 16:30 hs ya a bordo nuevamente el MSC Poesia partió rumbo a su destino final, nuestra Buenos Aires querida.

Hasta Mañana (o como dicen por acá "até amanhã").

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico