Entrevista a Carlos Nuñez, Director de Costa Cruceros

Costa y MSC son las navieras líderes en el mercado de cruceros en Sudamérica. Días atrás publicamos una nota con Roberto Fusaro, Director de MSC, y ahora es el turno de Carlos Nuñez, Director General de Costa Cruceros.

Cruceros_Costa

Cruceros Costa en Buenos Aires

Buenos Aires, Argentina. Carlos Nuñez, director general de la oficina regional de Costa Cruceros con sede en Buenos Aires recibió en sus oficinas a Noticias de Cruceros para una charla informal sobre temas que a todos los adictos a los cruceros nos atraen. Su entusiasmo fue contagioso…

A partir de una definición, la charla abarcó una amplia gama de temas relacionados con los cruceros que ofrece Costa en todo el mundo. “Los viajes, hoy, se han transformado en un elemento de salud y de sentirse bien. La gente busca agasajarse a si misma de alguna forma y pocas pueden compararse con un viaje en barco”, expresó con una sonrisa cómplice Carlos Nuñez. Agregó que hoy día los viajes son algo muy deseado y que tienen un factor fundamental que describió como “aspiracional”: vale decir que todos desean viajar y que ésa es precisamente la razón de ser de Costa en Buenos Aires y en toda nuestra región. Comentó algo muy interesante: todas las semanas hay cientos de argentinos que se embarcan en una nave de Costa Cruceros en algún puerto del mundo. Obviamente, se cuentan por miles los argentinos que embarcan y desembarcan cada temporada estival en Buenos Aires, pero por la inversión de las estaciones con respecto al hemisferio norte muchos otros aprovechan la oferta de cruceros en diferentes regiones a lo largo de todo el año. Esto ocurre porque cuando es “alta” temporada aquí es “baja” allá: por lo tanto también hay muchos europeos y norteamericanos que vienen hacia América del Sur para aprovechar su belleza, el sol y la buena estación.

Anna CEl 31 de marzo de 1948 es la fecha en que por primera vez una nave de Costa -en aquel entonces conocida como la Línea C- zarpó del puerto de Génova hacia Buenos Aires, inaugurando así los “viajes de línea” que habrían de continuar ininterrumpidamente hasta los años ’60, en que el avión reemplazó al barco como medio de transporte intercontinental. En esa misma década nacía el crucerismo y las compañías navieras se convirtieron en compañías de cruceros. Sin embargo, los mayores cambios en la joven industria se han ido produciendo en estos últimos quice años, explica Nuñez.

El primer barco con la gran “C” en su chimenea en llegar a Buenos Aires fue el Anna C, al cual seguirían tantos otros como el Andrea C, el Giovanna C, el Enrico C, el Federico C hasta el que realizó en 1986 el último cruce de línea, el Eugenio C.  En esos tiempos, en promedio, 2 o 3 barcos de la Línea C amarraban en el puerto de Buenos Aires provenientes de la lejana Liguria.

Carlos Núñez nos explica que el concepto mismo de los barcos fue cambiando. Los gigantescos barcos de hoy, de unos 300 metros de eslora con capacidad para hasta 3.800 huéspedes son más lentos y tienen mucho menos calado que sus antecesores. La velocidad ya no es prioritaria, pero sí lo son el confort y la amplia gama de excelentes servicios a bordo, que -en el caso de Costa Cruceros- se basan en la tradicional hospitalidad, calidez y gastronomía italianas, sin contar con el refinado diseño del cual Italia siempre ha hecho un culto. El “viejo” Eugenio C tenía un calado de 12 metros, mientras que sus sucesores, de la talla del Costa Favolosa o Costa Fascinosa solo tienen 8, lo cual les permite visitar puertos que antes hubieran estado vedados a otros barcos más antiguos. Otro cambio que Nuñez destaca: antaño el “producto” de abordo estaba orientado al transporte mientras que hoy, siempre más, se orienta a ofrecer un lugar de vacaciones como si se tratara de un “resort” flotante.

Yendo al tema de nuestra temporada de cruceros, que comenzará en unos 60 días (cuando con el primer barco la Terminal de Cruceros Quinquela Martín despertará de su largo sueño invernal…), Costa Cruceros traerá a aguas sudamericanas dos de sus naves más grandes: el Costa Fascinosa y el Costa Pacifica, cada una con capacidad para unos 3800 huéspedes. Preguntado sobre las previsiones para esta temporada, Nuñez nos brinda un dato estadístico sumamente interesante. Está previsto que este año viaje más gente que el año pasado, lo cual es alentador. Al mismo tiempo, aun con este crecimiento, los huéspedes serán menos que en 2012 y 2013, años en que se alcanzaron verdaderos picos.

Preguntamos si es posible establecer alguna diferencia en la composición “demográfica” de quienes eligen un crucero para sus vacaciones en Europa y en esta región. La respuesta no se hace esperar: la mayor diferencia se nota en la edad de los huéspedes: son mayores en Europa y mucho más jóvenes -por ejemplo- en Argentina y Uruguay, donde el crucero es frecuentemente una vacación de familias enteras o de grupos de amigos jóvenes.

Transatlántico_Costa

Un caso aparte son los cruceros transatlánticos, desde Italia a la Argentina en noviembre y desde aquí a Italia cuando la temporada concluye. La edad de los pasajeros es por lo general más alta que en los cruceros de verano por una serie de factores que van más allá del costo, si bien apunta Nuñez que relativamente a los cruceros de menor duración, éstos son mucho más económicos. Estos cruceros tienen una duración de 19 o 20 días contra los 3, 7, 8 o 9 que pueden insumir los cruceros breves al Uruguay o los tradicionales hasta Rio de Janeiro. Otro factor que influye es que no todos disponen del tiempo necesario para un cruce oceánico y que las familias con chicos deben respetar el calendario escolar.

Hay dos conceptos íntimamente relacionados, que unidos, producen un efecto muy interesante. Los pasajes para los cruceros se ponen a la venta prácticamente con un año de antelación. Quienes se deciden antes, acceden a descuentos muy importantes que pueden oscilar entre un 50% hasta un 70% u 80%. Cuanto antes se decide, tanto menor el costo. ¿Cuál es el “efecto” colateral que produce esta decisión temprana, más allá de las tarifas mucho más ventajosas?  Nuñez nos explica que “el crucero comienza en el preciso instante en que uno efectúa su reserva: a partir de ese momento uno ya está viajando, lo cuenta a parientes y amigos, se va documentando sobre los puertos y países que visitará y acaso lo publique en Facebook y otras redes sociales. ¡Tener los pasajes en su poder hace que uno ya esté gozando de todo lo que le espera a bordo!”

Carlos Nuñez

Carlos Nuñez

Cada día más Costa Cruceros brinda un servicio cuidado y personalizado a bordo de sus naves y Nuñez destaca que la tripulación, en última instancia, es la que suma calidez y calidad a la experiencia.

Le preguntamos sobre un tema que preocupa a quienes nunca antes han tomado un crucero: ¿qué idioma se habla a bordo?  Desde ya a bordo se cuida que siempre haya tripulantes que hablen los idiomas de la mayoría de los huéspedes, en el caso de nuestra región, castellano y portugués. Para el material informativo que se distribuye con la programación de cada día del crucero y en los menúes de los restaurantes hay ediciones en italiano, castellano, portugués, inglés y francés. Lo mismo vale para los anuncios que se van haciendo por altavoces en varias oportunidades a lo largo del día. Sin embargo es indudable que el inglés es el idioma que la mayoría domina y emplea.

¿Por qué la gente tiene una preferencia por Costa? “Quienes nos eligen lo hacen porque les atrae nuestra “italianidad”, dice Nuñez. Por ejemplo, es bueno saber que la mayoría de los productos que se emplean a bordo para satisfacer las expectativas gastronómicas de los huéspedes son todos italianos, de primera línea y de reconocidas marcas. Durante el viaje, naturalmente, los barcos se van reaprovisionando de productos frescos, lácteos o perecederos, pero no es para nada exagerado decir que a bordo de las naves de Costa reina indiscutida la “vera cucina all’italiana”!

Volviendo al tema de las ofertas, a esta altura del año Costa Cruceros todavía está ofreciendo un 30% de descuento sobre las tarifas publicadas. Estos descuentos estarán vigentes hasta fin de octubre, de modo que si aún no lo hemos decidido, vale la pena aprovecharlas sin ulterior pérdida de tiempo.

Nos resultó particularmente atractivo el modo con el cual Carlos Nuñez resumió nuestra charla: “¡A los argentinos nos gusta mucho viajar!”, dijo a modo de conclusión.  No hay duda de que su entusiasmo es contagioso y que todos ya nos vemos a bordo de un barco con una enorme “C” sobre su distintiva chimenea amarilla, en un ambiente que destila calidez, calidad y como dice Carlos Nuñez “italianidad”.

Vea más fotos del Costa Fascinosa en nuestro FACEBOOK

Más info sobre Costa Cruceros: www.costacruceros.com ó tel. +54 (11) 4590-7777

Fuentes: Costa Cruceros / Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Guido Minerbi

Periodista políglota especializado en viajes. Profesor Asociado en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Director de Minerbi - Silveira Comunicación Corporativa. 

Tags: