El tamaño ¿ importa ?

El tamaño del barco es la variable que, bien entendida, puede ayudar a tener unas vacaciones maravillosas o una tortura infernal, en familia.

Crucero pequeño

Un barco “pequeño” de la naviera de lujo Seabourn

Muchos son los temas a tener en cuenta, a la hora de elegir un crucero. El recorrido, la fecha de salida, el puerto de partida. Pero cuando todo esto ya ha sido calculado y uno puede introducir una variable más, ahí llegamos al tamaño del barco.

¿Conviene viajar en un barco chico o en uno grande?. Quizás lo mejor sería en un crucero de tamaño mediano, pero estudiemos más a fondo los pro y los contra de cada uno.

Hoy en día, existen muchas ofertas de viajes de cruceros en barcos de diferentes tamaños, de diferentes capacidades de pasajeros.  Elegir el tamaño adecuado del barco para su viaje dependerá de analizar las ventajas y desventajas de los barcos en relación a su tamaño, y así  elegir el barco que más se adapte a sus deseos.

Barco chico (entre 2000 y 20.000 toneladas de registro bruto (TRB) y hasta 500 pasajeros)

Ventajas:

  • Por su reducido tamaño, pueden visitar destinos exóticos de difícil acceso en barcos más grandes.
  • Al haber pocos pasajeros, ofrece servicios más personalizados. No hay aglomeración de pasajeros. Mayor interacción entre pasajeros como así también con los tripulantes, formándose un ambiente familiar.
  • Menos formalidad en algunos aspectos como horarios de comidas y mesas.
  • Amarre, embarque y desembarque más ágil y rápido que los barcos más grandes.
  • Algunos de estos barcos poseen instalaciones para poder practicar deportes acuáticos, tales como el jet-ski, equipos de snorkel, windsurf, etc. Disponibles por lo general en barcos de compañías de cruceros de lujo. (Seabourn, Paul Gauguin, Club Med, etc.).
  • Es muy fácil encontrarse a bordo.

Desventajas:

  • Menos instalaciones de ocio y de diversión. Interiores menos espectaculares, Spa, Casino y Piscinas de de tamaños reducidos. Pocas boutiques y bares.
  • Se siente un poco más el movimiento del barco (rolidos y cabeceos) que en los más grandes.
  • En ocasiones el precio es más elevado, por pertenecer a navieras de lujo.
  • Es muy fácil que uno se cruce varias veces al día a “ese vecino molesto de tumbona de ayer”…

Barco Mediano (entre 20.000 y 70.000 toneladas (TRB) y hasta 1700 pasajeros)

Ventajas:

  • Su tamaño mediano hace que pueda acceder a mayoría de los puertos y destinos.
  • Poseen más instalaciones e infraestructuras de ocio y de diversión que los barcos chicos.  Se puede decir que poseen casi todas las instalaciones necesarias como para satisfacer a un crucerista común.
  • Poca probabilidad de presentar colas y aglomeraciones.
  • Tiempo de espera razonable en el amarre, embarque y desembarque.
  • En general, en los barcos de tamaño mediano no se sienten movimientos y rolidos, permitiendo al pasajero realizar actividades a bordo sin verse afectado por estos movimientos.
  • Es más fácil no cruzarse todo el día con alguien con quien no se tuvo “onda”.

Desventajas:

  • Si comparamos con un barco de tamaño grande, se presentan con menos instalaciones y oferta de entretenimiento a bordo.
  • Es un poco más difícil encontrar a un amigo perdido en la otra punta del barco.

Barco Grande  (entre 70.000 y 220.000 toneladas (TRB) y hasta 6000 pasajeros)

Ventajas:

  • Gran infraestructura en instalaciones de ocio y entretenimiento.
  • Oferta variada por sectores para diferentes grupos etarios (solo adultos, niños, teens, etc.).
  • Poseen muchos restaurantes y bares a bordo, con la posibilidad de comer todos los días en diferentes sitios.
  • El movimiento de la nave es imperceptible.
  • El menú de cabinas disponibles (con diferente metraje) es muy superior y los espacios públicos son de dimensiones generosas.
  • El anonimato es total y sería raro que en un crucero de 4 días Ud. se vuelva a cruzar con aquella chica que le “cortó el rostro” en la disco, la primera noche.

Desventajas:

  • Itinerarios limitados en virtud del porte de la nave y sitios de gran demanda popular.
  • Mucha espera en los días de embarque y desembarque. Como así también en algunos lugares públicos de a bordo (colas en el buffet, en toboganes acuáticos, en agencia de excursiones, en recepción, etc.).
  • Servicio más impersonal (a menos que uno se haga habitué de un sitio determinado).
  • Los shows y las indicaciones por megafonía se presentan en varios idiomas, debiendo escucharlos uno a continuación del otro.
  • Si va con familia o amigos lleven todos un “handy”, ya que es muy difícil que encuentre a alguien, si no ha pactado el verse en un sitio en particular.
Fuentes: Cruisemaster / Sobrecruceros / Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico