El último viaje del “Concordia”

El malogrado navío continúa su periplo dentro de Génova, con el fin de concluir con su desguace y reciclado.

Concordia

El Concordia es remolcado a su destino final

El viaje final del Concordia comenzó la tarde del lunes con el remolque de 10 millas de los restos de la nave desde el Puerto de Génova desde el puerto de Pra’-Voltri a Superbacino delle Riparazioni Navali di Genova, el sitio donde finalmente será desguazado en su totalidad.

La Guardia Costera italiana dió luz verde y el consorcio que recicla la nave, Saipem y San Giorgio del Porto, comenzaron las operaciones para llevar los restos del naufragio a su destino final.

Durante la Fase 1 del proyecto de desmantelamiento y reciclaje del Concordia (ya completada) se retiraron más de 5.700 toneladas de materiales, incluyendo muebles y estructuras internas de la nave para darle un calado (profundidad bajo la línea de flotación) de 15,35 metros, necesarios para mover los restos del enorme buque desde el muelle de Pra’-Voltri puerto a la zona del Superbacino.

Especialistas del RINA (Registro Italiano Naval) han comprobado la factibilidad del traslado de los restos del naufragio considerando corrientes, vientos y marejada, y especificando para ello una velocidad máxima de remolque de 2 nudos.

Seis remolcadores de Rimorchiatori Riuniti realizaron la maniobra acompañados por buques de la guardia costera y lanchas auxiliares.

El Concordia flota por gracias a 30 sponsons (cajones), 15 en cada lado, sujetos a un sistema de equilibrio por aire comprimido.

Fotografiando al Concordia

Curiosos y periodistas fotografían el último viaje del Concordia

La demolición

Una especial atención tendrán los encargados durante la fase de desmontaje de las estructuras de los puentes, con una técnica que apunte a no poner en peligro la estabilidad y la resistencia longitudinal de los restos del naufragio.

Asimismo antes de la transferencia final al dique seco número 4, la cuarta y última fase del desmantelamiento del Concordia, se debe eliminar el acero de los treinta cajones utilizados en el reflotamiento y que han permitido darle estabilidad al barco.

Los “sponsons”, serán retirados de casco con la posible instalación de bolsas enormes de aire que permitirán, precisamente, desconectarlos del casco. También en esta fase, se van a limpiar las cocinas y cámaras frigoríficas que se cerraron en el día de la tragedia, en enero de 2012.

La cuarta y última fase se considerará finalizada sólo cuando todos los materiales de la nave, después de la demolición de la misma, estén dispuestos para su reciclado y transportados hasta el destino final.

Sólo cincuenta mil toneladas de acero se podrán enviar a los altos hornos y volverán a la vida como material a utilizar, nuevamente.

Fuentes: Seatrade-Insider / Pazzo per il Mare / Euronews / You Reporter / Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico