5 razones para navegar con Ponant

Fran Camino es periodista de viajes español y un crucerista “gourmet”. Él nos acerca gentilmente estas 5 razones por las que no hay que perderse de navegar con Ponant.

Es complicado que después de una larga trayectoria crucerística, todavía haya compañías que aun despierten en  mi dosis irrefrenables de pasión. Si sorprenderme en el sector es misión imposible, hay una dentro del segmento más alto, que no solo sigue atesorando los parámetros más altos de calidad sino que me sigue teniendo cautivado como nadie.

Ponant usa como eslogan Yachting de Croisiere. O sea, barcos tipo yate, servicios de alta calidad y experiencia personalizada. O sea como viajar en yate sin necesidad de tener uno. Cuando a principios de los años 2000,  embarque en el Le Diamant, de la compañía francesa, me enamoré de su forma de hacer las cosas. Tras aquella época han pasado por su flota varias naves. Hoy, dentro de su renovación de flota, existen sus cuatrillizos mágicos. Le Boreal, Le Austral, Le Soleal y Le Lyrial.

Tres naves de 10.000 toneladas y 264 pasajeros, que además de quitar el hipo por allí por donde pasen por su vanguardista y estilizado casco, reúnen en un pequeño espacio, todo lo que un crucerista premium pueda necesitar. “Lo pequeño es hermoso”. Aprovechando que Le Boreal pasaba por Coruña, decidí volver a embarcarme.  Y estas alturas estaréis preguntando: ¿Qué hace a Ponant ser una compañía tan excepcional?. Cierto es de lujo, y ofrece alta calidad para sibaritas, pero hay cinco contundentes razones.

1) Imagen, glamour y decoración mega fashion

Cuando el famoso decorador Jean Philip Nuel, tomó la decoración del primer barco de este cuarteto, no creó un barco más, sino algo similar a un elegante y moderno hotel boutique. Parece cualquier selecto club de playa, de localidades guapas de la costa azul. Vanguardista, moderno que mezcla confort y diseño puro, en tonos rojos y gris ceniza. Seis cubiertas que ofrecen un maravilloso Restaurante La Licorne en tonos blancos, un hall semi octogonal en donde llama la atención una fuente de cristal que cae desde el piso superior, un gran teatro inusual en un barco pequeño. El salon multifunción, como epicentro de la vida social, tienda y un Spa que dispone de todo tipo de tratamientos estéticos de la prestigiosa casa francesa Sothys. La cubierta superior con un buffet, piscina y el espectacular salón de proa Astrolabe.

Donde brilla el barco con luz propia es en todas sus suites. Exteriores, el 99% con balcón y muebles propios de un estudio de diseño sobre en la concepción de sus baños acristalados. No hay nada más glamoroso que la potencia visual de los detalles que van desde las mesas combinadas con esmero, los uniformes de los tripulantes propios de un gran yate, pasando por el aire de contenida elegancia francesa en todo lo que vemos.

2 Comida de alta cocina francesa

Pero la imagen es menos importante que la cocina. Y para comer los franceses que elevan la cocina a categoría de artesanía. Sutil, elaborada, soberbiamente presentada. Todo roza la perfección absoluta que va desde una baguette perfectamente horneada, unos postres excelentes de la cocina regional francesa como el Mousse de Chocolate, Iles Flotant o unas tablas de queso divinas. Si el restaurante Buffet La Boussole nos ofrece menús sencillos pero suculentos, La Licorne en la cubierta 2 es la ceremonia gastronómica hecha arte.

Alta cocina. Mesas impolutas, los mejores caldos. Cada plato es una bomba de sabor y sinfonía en su presentación. Durante cualquier crucero es difícil encontrar un plato que no roce la excelencia. Carnes y perscados perfectos, con delicadas salsas, acompañamientos imaginativos, postres orgásmicos.

3) Rutas inéditas

Un yate permite el atraque en puertos inéditos. Huyen de las muchedumbres de las grandes naves. De Coruña a Santander, pasando por Belle Isle, Guernsey, o Caen que se encuentra al fondo de un rio. Si; pueden hasta navegar en aguas fluviales, pero con la audacia constructiva de afrontar las violentas aguas de la Antártida en donde la naviera es una experta. Y es raro el mar en donde los barcos no naveguen. Claro que tocan destinos usuales, pero ¿aburrido de escalas tradicionales?. ¿Qué te parece visitar recontido Caribe, inusuales escalas en Asia, puntos como Bering, Groenlandia, o la Sudamérica más desconocida?. En Europa los vemos en puertos exóticos como Bonifacio, Honfleur, o alguna rara Isla Griega. Un lujazo.

4) Tripulaciones que rozan la excelencia

Viajé con el capitán Etianne García, tres veces y la verdad es que lo encuentro ya familiar; sin embargo y aún que todas las tripulaciones en la mayoría de los barcos de crucero valen su peso en oro, las de esta compañía gala te hace sentir especial. Casi un tripulante por pasajero, hacen que la atención sea personalizada. Conocen tus preferencias, como te gusta el café y cual es tu cocktail favorito.

Si tienes el privilegio de viajar en las suites de la cubierta cinco, seras tratado como un rey por tu mayordomo personal. El puente de mando, esta siempre abierto a las visitas y el maitre siempre elige tu mesa perfecta para cenar. Pongo de ejemplo a Kamel, el director de crucero como uno de los más profesionales, cercanos y amables que he visto en mi vida. Supongo que el lujo va en los detalles y el servicio.

5) Cuestion de detalles y calidad en su oferta

Y si de lujo se trata, los detalles son parte integral de un producto perfecto. Los hay más visibles como los delicados producto de baño de los baños L’Occitane, las galletas antes de dormir, los delicados aperitivos de los cocktails….etc. El producto va más alla. Conferenciantes famosos, naturalistas de primer orden que acompañan a las exploraciones polares, o la organización de excursiones exclusivas, especialmente preparadas para los pasajeros. Solistas de primer orden, shows vibrantes, hacen de las singladuras en la compañía francesa, aparte de algo exclusivo un placer de Dioses.

Puede que los precios parezcan altos, pero cada euro invertido compensa con creces. Y puestos a compararlos con cualquier naviera de lujo, los precios son de lo más competitivos. Cuestión de calidad, y hacer las cosas bien. Si queremos buscar experiencias únicas, creo que Ponant es la elección perfecta.

Mas info sobre Compagnie du Ponant y sus cruceros: www.oremar.com ó + 54 (11) 4346-7777

Fuente: Gentileza de Fran Camino

Add to Flipboard Magazine.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Fran Camino

Periodista de viajes español. -Critico de cruceros, y news editor de www.infocruceros.com -Webmaster de http://blogs.elcorreogallego.com/francamino -Colaborador de www.cadenaserviajes.com -Periodista especializado en aviación de Airline92.com -Consultor aeronáutico de AirSolutions -Colaborador de varias aerolíneas como DanAir London y ERA European Regions Airline 

Tags: