Ilha Grande y la Laguna Azul

El Costa Pacifica llega a Ilha Grande, Angra dos Reis y nuestro equipo decide probar suerte buceando en la Laguna Azul.

Llegando a Ilha Grande

El Costa Pacifica llegando al fondeadero de Ilha Grande

Finalmente la posibilidad de pisar suelo brasileño, llega para nosotros luego de dos días de navegación con la llegada a Angra dos Reis, más precisamente a la Ilha Grande, donde fondea el Costa Pacifica a media mañana. El clima sigue acompañando más que favorablemente y el proceso que conlleva el descenso a tierra tiene a los pasajeros organizados según hayan o no contratado una de las excursiones de Costa. Para aquellos que tomamos, por ejemplo, la excursión  de Angra en Escuna y Snorkel, el turno de bajada fue el primero, y la subida a los tender no sufrió ningún tipo de complicación.

Para los pasajeros que simplemente optaron por pasar un día de playa, o rentar algún medio de transporte en la isla, hubo dos opciones: levantarse temprano para obtener un tiquet en los primeros botes, o esperar hasta después del mediodía, cuando todos los que se presentaron en el teatro Stardust a primera hora de la mañana, ya hubiesen embarcado. El proceso de cualquier manera es sumamente ágil, y la espera se matiza simplemente con admirar el paisaje que nos rodea, un paradisíaco entorno de morros e islas que salpican un mar azul esmeralda.

Al llegar al muelle trasbordamos casi de inmediato a una escuna, la tradicional goleta a motor que es muy utilizada en las aguas del Brasil. Con capacidad para más de cien personas en promedio, y un puente techado para guarecerse del fuerte sol del mediodía, la excursión comienza con una navegación de casi una hora hasta llegar a la Laguna Azul, una pequeña bahía de aguas cristalinas, con corales, peces tropicales y estrellas de mar.

Dentro del tour se incluye el uso de lunetas visoras y snorkel, lo que nos permite introducirnos en el mundo subacuático, con sus maravillas que se aprecian en forma increíble, gracias a la cristalina calidad de las aguas de este maravilloso rincón del planeta. La goleta no atraca en un muelle al llegar, sino que directamente lanza el ancla y permite a sus pasajeros descender directamente al mar. Con música y bebidas a bordo, y la experiencia de compartir nuestras breves inmersiones con una increíble cantidad de peces tropicales, las horas parecen volar y nos llevan al próximo destino, la playa de Japariz, de arenas finas, palmeras y aguas cálidas.

Fondeados en Ilha Grande

Dos íconos en la historia de la navegación. En primer plano una clásica “escuna” y al fondo el moderno Costa Pacifica.

Ya a media tarde regresamos al Costa Pacifica, felices y bronceados, dispuestos a sacarnos la sal y aprovechar los jacuzzi gemelos de la piscina Calypso, antes de prepararnos para la cena, que tiene como todas las noches un carácter formal, para aquellos cruceristas que gustan de “vestir para la ocasión”, aunque muchos optan por la informalidad.

La comida, sobre todo la cena, merece un párrafo aparte por la cantidad y calidad de la oferta gastronómica, que nos pone  sobre la mesa cada noche una selección de comidas distintas. No solo se presenta la opción de tres alternativas por plato, sino que además se agrega un plato típico cada noche. Desde las entradas hasta los postres, aquellos de nosotros que sufrimos de la debilidad de la carne, las delicias culinarias el cheff Gennaro Balzano nos viene atormentando durante una cena de cinco pasos, con la imposibilidad de decir que no a cualquiera de ellos. Pero uno está de vacaciones y no contando calorías, así que los kilos adquiridos de esta forma, son culposamente atesorados por los comensales.

Para cerrar la noche, aquellos que todavía pueden mantenerse en pie luego de tanta inmersión y un largo día de disfrute agotador, se congregan –entre otras alternativas- en el monumental Atrio Welcome, para tomar parte de una noche temática que gira alrededor del Revival, con un espectáculo denominado Pasión de Tango y Milonga, para continuar con la elección de la pareja de Rock & Roll y una fiesta de los años 70 denominada Studio 54.

Todo esto sucede mientras el Costa Pacifica retoma su navegación rumbo a Rio de Janeiro, donde arribara al amanecer, para permanecer durante dos días amarrado en su puerto y permitirnos recorrer sus vistas y playas. Para muchos será el punto culminante de este viaje, aunque eso lo dilucidaremos mañana, para poder contárselo a los lectores de Noticias de Cruceros.

Vea más fotos del Costa Pacífica en nuestro FACEBOOK

Más datos del Costa Pacifica y de toda la flota Costa: Costa Cruceros Argentina: + 54 11 4590-7777 Mail: informes@ar.costa.it Web: www.costacruceros.com

Nota del Editor: El término “escuna” para referirse a una goleta de dos palos, es un anglicismo que proviene del vocablo “Schooner”.

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico