Escala charrúa del “Golden Princess”

El Golden Princess hace su entrada en Montevideo. La escala previa al viaje hacia el Atlántico Sur.

Golden Princess en Montevideo

El Golden Princess en Montevideo

Serían las 9:30 de la mañana del miércoles 7 de enero cuando el Golden Princess finalmente atracó en el puerto de Montevideo, escoltado por el remolcador Punta del Este, nombre apropiado y emblemático si los hay… Para quien conoció los viejos paquebotes del histórico Vapor de la Carrera, llegar a Montevideo por barco es siempre algo nostálgico y emotivo: se diría que no llegar por barco a la capital uruguaya es perderse algo… El puerto nos esperaba no sólo con los brazos abiertos, sino con las puertas abiertas. Había casi dos docenas de ómnibus de turismo esperando el barco, prontos a recibir a quienes habían contratado alguna de las excursiones programadas por la naviera. Había para elegir: Visita a la ciudad y cata de vinos de la bodega Santa Rosa; Tren a vapor y cata de vinos de la bodega Juanico; Punta del Este y Museo Ralli; Colonia del Sacramento; Visita a la ciudad, Museo del Fútbol y Palacio Legislativo. Con tanto para elegir…no elegimos nada y organizamos nuestro propio “tour”.

Caminamos desde el barco al contiguo Mercado del Puerto donde recién estaban encendiendo las parrillas para la hora del almuerzo. Aprovechamos para tomar algunas fotos y acodarnos en la barra de Roldós para degustar un “medio y medio”, con lo cual dimos por cumplida nuestra cata de vinos. De allí salimos de la zona portuaria y enfilamos en muy ligera subida por la peatonal hasta llegar a la calle Sarandí, también peatonal, hasta llegar al corazón de la ciudad vieja y toparnos con la histórica Puerta de la Ciudadela desde donde se accede a la Plaza Independencia donde se asoman la antigua y la actual sede del Gobierno y, algo al costado, el Teatro Solís. En el centro de la plaza surge el monumento al prócer Artigas debajo del cual se encuentra su mausoleo. Cruzamos la plaza, hicimos un par de cuadras por la Avenida 18 de Julio (“Dieciocho”, para los locales) y doblamos a la derecha por la calle Andes hasta la esquina de San José. Allí abordamos un ómnibus de la línea 121 en dirección a Pocitos. En unos 20 minutos, cómodamente sentados y a 23 pesos uruguayos por cabeza (unos 18 argentinos) llegamos hasta la intersección de la Avenida Brasil con la Rambla. Caminamos unas cuadras por la Rambla, que siempre nos recuerda la Avenida Atlántica en Copacabana y, costeando un hermoso parque, llegamos al que otrora fuera el Penal de Punta Carretas, hoy convertido en un moderno “shopping”. Tras el sólido desayuno del barco, fue suficiente tomar un capuchino antes de emprender el regreso caminado por las ramblas que bordean las playas.

Ya de regreso en la Ciudad Vieja aprovechamos para una rápida visita al Museo Torres García, imperdible, y fuimos a sentarnos y descansar un rato en la tradicional “La Pasiva”, muy cerca del Cabildo y de la Catedral. Un “cortado en vaso”, acompañado por un Postre Chajá, la especialidad de Paysandú, nos dejaron como nuevos tras los kilómetros de marcha. Emprendimos el regreso al puerto por calles peatonales y no, parando para echar un vistazo a una serie de galerías de arte que surgen por doquier. Eran las 18:00 hs. y debíamos regresar al Golden Princess a las 19:00, pero igual nos sobresaltaron tres atronadores toques de sirena que nos hicieron apurar el paso… ¿A ver si nos habíamos olvidado de correr nuestros relojes la noche anterior y nuestro barco estaba soltando amarras?  Por suerte no era así: el que estaba partiendo era otro, de bandera italiana, que había estado amarrado al lado del nuestro cuando habíamos llegado esa mañana. Presentamos la tarjeta azul para entrar al puerto, otra vez para ingresar al sector donde se encontraba nuestro barco y otra más para ascender al mismo.

Ya duchos en la materia, tomamos un ascensor situado en midship, llegamos a la cubierta Aloha y caminamos una cuadra y media hasta llegar a nuestro “domicilio”, la cabina 743.  Nos dimos una rápida refrescada y subimos a la cubierta Sundeck desde donde gozamos de una excelente vista de la ciudad a 360º, abarcándola toda, desde el emblemático Palacio Salvo hasta el “Cerro” y toda la bahía llena de barcos entrando y saliendo. Había sido un gran día, gozando de una ciudad nada exótica para nosotros, pero sí muy entrañable y tan rioplatense como la nuestra. Menos de una hora después largaríamos amarras nuevamente, escoltados por el Punta del Este, poniendo proa a las Islas Malvinas donde llegaríamos tres días después, en la mañana del sábado 10 de enero. Serían tres días de navegación en alta mar, en que podríamos disfrutar de todo lo que el gran barco ofrece…

Vea la posición actual del Golden Princess

Para ver todas las fotos de este viaje entre en nuestro FACEBOOK

Princess Cruises es representada en Argentina, Paraguay y Uruguay por Discover the World. Mail: info@discovertheworld.com.ar  Tel:+54 (11) 52741 600 Web: www.discovertheworld.com/argentina

Fuentes: Noticias de Cruceros / Uruguay Natural TV

 

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Guido Minerbi

Periodista políglota especializado en viajes. Profesor Asociado en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Director de Minerbi - Silveira Comunicación Corporativa. 

Tags: