Reveillon en Río

La Reveillón de Fin de Año en Río de Janeiro es el segundo evento que más turistas atrae a la ciudad carioca, luego del Carnaval. Y no es raro, ya que la fiesta en la playa atrae a más de 2 millones de personas con un espectáculo pirotécnico único en el mundo.

Reveillon en Río

Espectáculo de fuegos artificiales en Copacabana.

Debo reconocer que este viaje me relajó más de lo usual, tanto que apenas pude levantarme a tiempo a las 07.00 hs. para ver la maravillosa entrada a la Bahía de Guanabara, el fuerte de Copacabana, la playa homónima, el Parque do Flamengo, el Aeropuerto Santos Dumont, el apostadero naval, la Iglesia Candelaria y finalmente nuestro amarradero en el Pier Mauá.

Nos acompañaban en el puerto el Costa Pacifica, el Splendour of the Seas y el Empress.

La terminal de Pier Mauá está siendo remozada, razón por la cual todos los locales y puestos de atención al turista están ahora instalados en el galpón que antes servía al retiro del equipaje, y si bien ha sido dotado de aire acondicionado e iluminación más potente; tiene defectos propios de su ex función, como por ejemplo la escasa presencia de tomacorrientes para enchufar una notebook o cargar un móvil.

Otrora varias redes permitían la conexión de WiFi sin cargo, sin embargo esto ha quedado en el pasado y las redes Terminal 4 y Terminal 7 son las únicas que quedan libres, sin embargo no pudimos conectarnos a ninguna de ellas.

Sin dudas Río de Janeiro es una ciudad maravillosa, pero el 31 de diciembre la ausencia de comercios, el poco transporte público, el vallado en torno a la playa de Copacabana (donde se desarrollarían los actos de la Reveillón de Fin de Año) y los embotellamientos causados por todos esos cierres, limitan mucho la posibilidad de pasear por su cuenta de forma confortable y segura.

La única opción era tomar una de las 5 excursiones que para esta oportunidad se ofrecían a bordo:

  • Gran Excursión al Corcovado y Pan de Azucar (7 ½ horas) US$ 169,90
  • Corcovado (4 horas) US$ 99,90
  • Pan de Azucar (4 horas) US$ 109,90
  • Río Ciudad Maravillosa (4 horas) US$ 59,90
  • Excursión en Jeep a Corcovado (4 horas) US$ 119,90

Sin embargo nuestro objetivo en esta visita a la ex capital brasileña era presenciar la Reveillón de Fin de Año, un espectáculo de luz, sonido y pirotecnia, que se monta en la playa de Copacabana, la que en este año tenía un “leitmotiv” que era “Río 450” para conmemorar los 450 años de la fundación de Río de Janeiro, que se completan el 1 de marzo próximo.

La Reveillón

Para animar la fiesta de fin de año de 2014 la alcaldía de la ciudad volvió a contratar a la empresa española Pirotecnia Igual, que fue responsable del espectáculo de fuegos artificiales en la clausura de los Olímpicos de Londres 2012.

Esta empresa utilizó once balsas ancladas a unos 400 metros de Copabacana, la playa más emblemática de Río de Janeiro, para lanzar unas 24 toneladas de fuegos artificiales. Desde cada balsa fueron lanzados 2.330 cohetes capaces de formar diferentes diseños de colores en el cielo y cuya explosión estuvo sincronizada con la música que se reprodujo en los altavoces a lo largo de la playa.

El secretario de Turismo de Río de Janeiro, Antonio Pedro Figueira de Mello, afirmó que para la fiesta de Reveillon del 31 de diciembre llegaron unas dos millones de personas. “Nada más apropiado para comenzar la conmemoración de los 450 años de la ciudad que organizar la mayor fiesta de fin de año del mundo”, afirmó el secretario municipal.

Entre los dos millones de participantes en la fiesta destacan los 816.000 turistas que Río de Janeiro espera para su noche de año nuevo alojados en los diferentes hoteles y los casi 20.000 cruceristas que vieron la Reveillon desde sus propios cruceros, fondeados frente a la playa carioca.

La primera posición

A las 17.30 hs partimos con el MSC Magnifica del puerto de Río de Janeiro para fondearnos (quedar anclados) frente a Copacabana. El motivo de la partida temprana era que nuestra posición respecto de los demás barcos era la más próxima a la playa y al espectáculo, junto con el Azamara Journey. Lo que nos convertía en la opción de mejor relación costo/beneficio, ya que el Journey por tratarse de un crucero de ultra lujo, cobra a sus huéspedes la friolera de US$ 600.- por día por persona, contra los US$ 200.- de nuestra nave.

Más atrás se encontraban fondeados el Sovereign, el Zenith, el novísimo MSC Presioza, el Splendour of the Seas, el Costa Pacifica y un Costa más que no llegamos a identificar.

Luego de una cena de gala, todos nos vestimos de blanco, ya que según las religiones afrobrasileñas esto es para homenajear a la Iemanjá, la diosa de las aguas.

Obviamente sin ser practicantes de estos cultos, pero si por el sincretismo religioso, se ve en esta práctica un augurio de buena suerte, por lo tanto al igual que los fieles a Iemanjá, buscamos rendirle un homenaje en el último día del año, considerando que esto puede tener como resultado éxitos en el año que comienza.

La multitud que tomó Copacabana ya hacía sentir desde el mar su presencia y también su música.

Finalmente a las 12 en punto las naves hicieron sonar sus bocinas enloqueciendo y al unísino el cielo de Copacabana fué iluminado durante 16 minutos por los cohetes, lanzados desde las balsas frente a la playa, ofrecieron un increíble espectáculo pirotécnico que sin duda quedará en la memoria de todos.

Nosotros con buena intención y un pulso que a esa hora no era el mejor, logramos tomar este video:

Fuente: Noticias de Cruceros

Agradecimiento especial: Lucila Andrea Patti

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *