Caerán un 40% los arribos de cruceros a Punta de Este

Un conocido matutino uruguayo da cuenta de la caída que tendrá el crucerismo durante la próxima temporada en ese país. Sin embargo el problema no es solo local, sino regional.

Crucero navegando detrás de la Punta del Este

Menos cruceros harán escala en la coqueta Punta del Este

Montevideo, Uruguay. El arribo de cruceros a Uruguay se reducirá un 20% durante la temporada 2014/2015. En Punta del Este, el descenso llegará a un 40%, según se confirmó en la Mesa de Convivencia Ciudadana del balneario esteño.

En la temporada anterior arribaron 238 cruceros, de los cuales 121 operaron en el puerto de Montevideo y 117 lo hicieron en la bahía de Maldonado (Punta del Este).

Para el verano 2014/2015 se esperan 187 barcos, 115 en Montevideo y 72 en Punta del Este. En la temporada pasada desembarcaron 409.367 pasajeros, 45% en Montevideo y 55% en Punta del Este.

La próxima temporada de cruceros comenzará el 28 de noviembre, con la llegada del crucero Marina, en donde viajarán turistas europeos, y terminará el 29 de marzo, con la visita del Splendour of the Seas de la Royal Caribbean.

El 26 de febrero arribarán a la bahía de Maldonado cuatro cruceros. El 7 y el 29 de enero coincidirán tres cruceros en la citada bahía.

La novedad se conoció en la última sesión de la Mesa de Convivencia Ciudadana del balneario esteño, donde participó por primera vez la abogada Ana Pascale, quien se desempeñó últimamente al frente del área Cruceros del Ministerio de Turismo.

En las últimas semanas, Pascale pasó en comisión a la Dirección Nacional de Hidrografía, como asesora en el puerto de Punta del Este.

Ella confirmó que en el caso de Punta del Este la operativa de cruceros caerá alrededor de un 40% en la próxima temporada respecto al verano anterior.

Las razones

La explicación principal de la importante caída de cruceristas, se vincula a la decisión de la armadora Costa Cruceros de centralizar su operación de embarque y desembarque de pasajeros en el puerto de Montevideo.

Costa Cruceros es, junto a MSC Cruceros, la mayor de todas las armadoras que operan el turismo de cruceros durante cada verano austral.

Los barcos de Costa operarán en veintidós ocasiones en el puerto de Montevideo. Se espera que sus buques al menos hagan tres escalas en la bahía de Maldonado. Esto motivará mayores ingresos al país pero, en los hechos, afectará a los proveedores de servicios del balneario esteño, como a los operadores de las lanchas de tráfico, servicios de excursiones, transporte y gastos en los diversos comercios del balneario, entre ellos los gastronómicos.

Los armadores de las compañías que operan en la región durante el verano austral adelantaron dos temporadas atrás que los altos costos de la región, principalmente los cobrados en Buenos Aires y en los puertos brasileños, impactarían de forma negativa en su decisión de enviar más buques a la región.

En el caso de Punta del Este, los armadores se quejaron de las tarifas cobradas por las empresas de tráfico para desembarcar y embarcar pasajeros en la bahía de Maldonado.

La empresa que operaba el barco Grand Celebration, resolvió en las últimas semanas no operar más ni en Montevideo, ni en Punta del Este (nota de la redacción: Iberocruceros dejó de operar en todo el mundo).

Problemas

Durante la reunión de la Mesa de Convivencia Ciudadana algunos presentes recordaron carencias que tiene el balneario, como ser la falta de baños para los cruceristas.

La encuesta elaborada por el Ministerio de Turismo, con base en la opinión de los turistas que llegaron en los cruceros en el verano pasado, revela alto grado de satisfacción.

El 69,5% de los visitantes respondió que no tenía ningún motivo de desagrado. Pero un 17,9% se quejó de los precios y un 1% por el mal estado de higiene del balneario.

“Un comerciante no quiere para nada a los cruceristas. Dice que le entran a su comercio solo para ir al baño. Sacó la cuenta que cada vez que tiran la cadena se le van doce litros de agua. Encima no le gastan nada”, contó el alcalde suplente de Punta del Este, Julio Pérez.

Del otro lado

Del otro lado “del Plata”, en el puerto de Buenos Aires la situación no es mejor, dado que la temporada pasada contó con 159 giros y para esta (2014/2015) espera tan solo 112, es decir un 30% menos.

Esto puede deberse a la situación económica que vive la Argentina, que además de sumar un 35% a los gastos con tarjeta en US$ en concepto de “anticipo del impuesto a las ganancias” devaluó su moneda en enero de este año, provocando una retracción en la compra de servicios en la divisa norteamericana. Recordemos que del casi medio millón de pasajeros que movió la terminal Quinquela Martín durante la temporada 2013/2014, 200.000 eran argentinos saliendo de vacaciones.

Por otro lado la desprolija actuación de los dos países líderes del crucerismo en Sudamérica (Argentina y Brasil), ambos desconociendo las recomendaciones recibidas en los Seatrade (costos de puertos, leyes laborales y unificación de criterios en forma regional) solo han logrado empeorar la relación entre las navieras y la región. Eso sin contar que Argentina no asistió a la última Cruise Shipping de Miami (siendo el único país sudamericano sin stand) y Brasil que de forma muy poco profesional pidió “postergar” la Seatrade Latin America Cruise Convention que debía tener lugar los días 2 y 3 de septiembre en Río de Janeiro, a tan solo dos semanas de su realización.

El panorama no es bueno y la proyección de los próximos (como mínimo) 2 años no será mejor.

Fuentes: Diario El País / Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *