Río más caótica y cautivante

Río de Janeiro recibe al MSC Poesia en su penúltima escala de la temporada. El puerto está a punto de descansar, y la ciudad y sus preparativos a punto de estallar.

Amarrados en Rio

Amarrados en Río

Cabina 12143 – MSC Poesia

07:30 hs. el teléfono suena…

07:35 hs. el teléfono vuelve a sonar…

07:40 hs. el teléfono suena por tercera vez. Levanto el tubo y una voz me dice desde otra parte: “Senhor estamos entrando en Río de Janeiro”. – “Gracias” (mi voz denota que aún no tengo todas las neuronas en fila para hacer mi aparición en la cubierta del MSC Poesia).

Me levanto, me llevo puesta la mesita ratona frente al sofá de dos cuerpos que está frente al balcón… ¿Quién diseñará estos muebles que siempre están en el sitio equivocado cuando uno se levanta a tientas…?

Abro la cortina y la luz me invade, sin embargo la imagen no llega; está neblinoso y el Cristo solo puede intuirse tomando una marcación con un compás (brújula).

Así nos imaginamos las siluetas del fuerte de Copacabana, la playa omónima, el Parque do Flamengo, el Aeropuerto Santos Dumont, el apostadero naval, la Iglesia Candelaria y finalmente nuestro amarradero,

Río de Janeiro no siempre nos recibe con un sol radiante. A veces también está nublado y con neblina, sin embargo sigue siendo una “cidade maravillosa”.

Puntualmente a las 08.00 hs. el MSC Poesia tomó amarras en la primer posición del Pier Mauá.

Estamos cayéndonos de la temporada y ya no hay cruceros en el puerto de Río (excepto el nuestro).

Al bajar, en la terminal, una casa de cambio monopolizaba la larga fila de argentinos que trataban de cambiar metálico por la divisa local.

Obviamente, estimado lector, la casa de cambio que está en la terminal no es la utilizada por los tripulantes, razón por la cual nos dedicamos a seguirlos y ver dónde cambiaban ellos. El resultado fue Zenith Cambio & Turismo en la avenida Río Branco n° 25 B, a cuatro cuadras del puerto (aprox.), del que ya hemos hablado en otras ocasiones, pero vemos que aún sigue “de moda” entre quienes saben más a la hora de “trocar” moneda.

Obviamente la paridad fue mucho mejor que lo que ofrecían en el puerto.

Ah, y no desespere si no bajó su documento. Aquí no le piden nada más que los dólares para entregarle reales, en total anonimato.

Las excursiones

La oficina de excursiones del MSC Poesía ofrecía para esta escala:

  • Corcovado (4 horas) US$ 99,90
  • Pan de Azúcar (4 horas) US$ 109,90
  • Gran excursión al Corcovado y Pan de Azúcar (7:30 horas) US$ 172,90
  • Gran excursión al Corcovado y Pan de Azúcar con almuerzo (8 horas) US$ 199,90
  • Río Ciudad Maravillosa (4 horas) US$ 49,90
  • Pan de Azúcar y Playa (6 horas) US$ 122,90
  • Jeep tour al Corcovado (4 horas) US$ 99,90
  • Traslado a Ipanema y Copacabana (6 horas) US$ 39,90

Sin embargo decidí hacer un tour de a pie por mi cuenta.

Rio de Janeiro es famosa por sus características geográficas y urbanas, al estar construida en una zona poco propicia para el establecimiento de una metrópoli, pues es una zona muy reducida, limitada por el oceáno y por la sierra, lo que hace que a veces el ancho de la ciudad se reduzca a menos de diez cuadras. La ciudad tiene una laguna, Rodrigo de Freitas, al norte de la playa de Leme. Estas características geográficas y geológicas requirieron un esfuerzo adicional de los urbanistas, que trazaron numerosos túneles y puentes para hacer posible el tráfico rodado entre las distintas áreas de la ciudad. Destaca el trabajo del urbanista y paisajista brasileño Roberto Burle Marx, cuyo trabajo más famoso es, probablemente, el diseño ondeado en blanco y negro que hay en las calzadas de la avenida Atlántica, el cual se ha convertido en logotipo de la ciudad. Burle Marx además participó en el diseño y construcción del Aterro do Flamengo, donde fueron ganados al mar 1.200.000 metros cuadrados, en lo que se convertiría en parque público a orillas del mar, junto a la playa de Flamengo, en el barrio del mismo nombre.

Evidentemente los preparativos para la próxima Copa del Mundo de Futbol FIFA 2014 no han mejorado el flujo del tránsito y a una ciudad caótica ahora se suma infinidad de obras urbanísticas que parecen atentar contra el turista desprevenido (o favorecer a los taxistas inescrupulosos).

Por lo tanto decidí comenzar por ir a la tradicional Confitería Colombo, a tomar un cafezinho, rodeado de elegantes espejos donde aún parecen reflejarse discusiones políticas acaloradas del siglo pasado, charlas relajadas y los diálogos románticos que hombres y mujeres mantienen en las dos plantas, coronadas en el techo por un enorme y distinguido vitraux.  Esas escenas sumadas al aroma del café, las sobrias lámparas, la tenue iluminación y el glamoroso diseño de estilo art nouveau remiten, de inmediato, a un típico recinto de París, Roma, Madrid o Buenos Aires. Sin embargo, suceden diariamente desde hace cien años en pleno centro de la ciudad.

Al llegar me atiende Orlando, un mozo que desde hace más de 50 años trabaja allí.

Él es amigo de Sonia Braga, conoció a la Reina Isabel II de Inglaterra, a Carmen Miranda y a una infinidad de personajes que pasaron por el café rindiendo homenaje al punto más parisino de la ciudad carioca. Con una ternura, de esa que solo muestra un abuelo por su nieto, me habló de la grandeza del establecimiento, de cada uno de sus recovecos y su historia, como así también de su excelente cocina y el mejor Café do Brazil. Continué mi recorrido a pie buscando más sitios clave de esta ciudad.

Como muestra del “Río urbano” basta y sobra con la bellísima fachada del Teatro Municipal, un señorial palacio de ensueño en cuyo escenario brillaron, entre otros, Maria Callas, Igor Stravinski, Kurt Mazur al frente de la Filarmónica de Nueva York, el Ballet Kirov, Zubin Mehta dirigiendo a la Filarmónica de Israel y hasta el músico de vanguardia Philip Glass. Con una amplia cartelera de conciertos, ópera y ballet, el Teatro Municipal es sólo una de las múltiples alternativas culturales que ofrece Río de Janeiro. Sin ir más lejos, a pocos metros se encuentran el Museo Nacional de Bellas Artes y la Biblioteca Nacional, donde se preservan originales de la literatura clásica brasileña y un ejemplar de la Biblia de más de 500 años de antigüedad.

Si su pasión son los museos le sugiero que visite el Museo Histórico Nacional, donde está todo lo referido a la época y las costumbres imperiales; al Museo de la República, que exhibe documentos de los tiempos en los que Río era la capital de Brasil; al Paço Imperial, un edificio construido en 1743; y, por supuesto, a Petrópolis, la ciudad imperial en la que se puede recorrer el palacio de veraneo de Don Pedro II y el museo del lugar, además de fastuosos y floridos jardines.

Otros interesantes museos son el de Arte Moderno (MAM), el de Arte Naïf, el de Imagen y Sonido, que posee la mayor colección nacional de films, documentos y grabaciones de la música popular brasileña y el Centro Cultural Banco do Brasil, instalado en una construcción de 1880.

Como para redondear este panorama de arte, historia y cultura, en el Parque de Flamengo se encuentra el Museo Carmen Miranda, en realidad el gran homenaje de la ciudad a la diva brasileña que deslumbró a Hollywood en la década del ‘40. Aunque había nacido en Portugal, la estrella llegó a muy temprana edad a Río de Janeiro y, después de maravillar con su voz, su cuerpo y su inigualable aura a los cariocas, partió a los Estados Unidos y brilló a la par de Ingrid Bergman, Marlene Dietrich, Greta Garbo y Bette Davis. En el museo, formado por varios salones unidos por hermosos jardines, se pueden conocer objetos personales, vestidos, accesorios, joyas utilizadas en los films, tapas de sus primeros discos, premios recibidos a lo largo de su carrera y fotografías de sus películas más famosas, entre ellas Copacabana, en la que actuó junto a Groucho Marx.

Pero el tiempo pasa y una ciudad con tantos cortes y cambios de calles obliga a tomar precaución acerca de la hora de regreso. Así que temprano decidí emprender la vuelta al abrigo del MSC Poesia.

Mañana será nuestra última escala en la bella Ilha Grande.

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *