¡ Ilhabela a la vista !

El MSC Poesia toca Ilhabela como primer puerto brasileño y nos recibe allí el sol, la buena onda y ¡¡¡ los borrachudos !!! (mosquitos).

Ilhabela de noche

Ilhabela de noche desde el MSC Poesia

El MSC Poesia llega a Ilhabela desde el sur, ya que hace esta escala a continuación de Punta del Este y antes de Río de Janeiro. Su ingreso por el sur se realiza en horas del mediodía y la estadía se prolonga hasta las 20:30 hs.

Un sol radiante, nos acompañó desde que vimos a lo lejos la silueta el faro de Ponta da Sela, que marca la margen sur de la isla.

Luego siempre por estribor (derecha) fueron apareciendo la “cachoeira” do Veloso y las “praias” do Veloso, do Curral, Grande, do Juliâo, da Feiticeira, do Portinho, Brava, do Oscar y Pedras Miúdas, en medio de algunas visiones neblinosas y muchos barcos de carga que aguardaban su momento para acercase a Sao Sebastiao, ciudad continental justo en frente de la isla.

Un toque de historia

Américo Vespucio descubrió esta isla en 1502, sin embargo los brasileños le dan el crédito a su navegador (que iba en la expedición de Vespucio) de nombre Concalo Coelho.

La isla era llamada por los aborígenes tupis “Maembipe” (“lugar de intercambio de mercaderías y rescate de prisioneros”) aunque también le llamaban “Ciribaí” (“lugar tranquilo”), sin embargo, y como era la costumbre de los navegantes en aquella época, la misma fue llamada según el santoral “São Sebastião”, por ser descubierta el día de ese santo.

En 1805, el gobernador elevó a la población que se encontraba en torno a la Capilla de Nossa Senhora D´Ajuda e Bom Successo a la condición de villa y en 2806 esa villa fue nombrada Vila Belha da Princesa, en honor a la Princesa da Beira, la infanta Doña María Teresa Fransisca de Assis Carlota Joana Josefa Xavier de Brangança.

En 1939 la Vila Belha pasó a llamarse Formosa y de inmediato los habitantes comenzaron a elevar quejas dado que el nuevo nombre no contaba con popularidad entre el pueblo. Finalmente el 1° de enero de 1945 un decreto del gobierno volvió a cambiar el nombre de la isla y su ciudad, pasando a llamarse tal como la conocemos hoy: Ilhabela.

A lo largo de su historia su industria de pesca, café, caña de azúcar y escondite de barcos de esclavos le dieron fama a la isla.

También lo hicieron sus múltiples naufragios, siendo el más famoso el del transatlántico Príncipe de Asturias, hundido durante una noche de tormenta y niebla en la región de Punta da Pirabura. De éste se puede conocer toda la extraña historia (del “Titanic” brasileño) visitando en Museo Náutico Ilhabela (ver página oficial)

Muchos marinos náufragos, amotinados o simplemente enamorados de la zona se radicaron en la isla y aún se pueden ver entre sus pobladores los claros ojos europeos con el cobrizo cuerpo de un sudamericano.

Las Excursiones

Las excursiones ofrecidas por la agencia de viajes de abordo eran:

  • Viaje a la playa Jabaquara en goleta (4 horas) US$ 65,90
  • Jabaquara por tierra en Jeep y en Goleta por mar (5 horas) US$ 75,90
  • Cascada 3 Tombos y playa Curral por jeep 4 x 4 (3:30 horas) US$ 69,90
  • Aventura en Jeep en playa Curral (3 horas) US$ 69,90
  • Aventura en Jeep y Snorkeling (3 horas) US$ 69,90
  • Descubra Ilhabela y playa Curral (3:30 horas) US$ 72,90
  • Traslado a playa Curral (3 horas) US$ 72,90

Nuesto paseo se limitó a la ciudad, su iglesia y la gruta de Nossa Senhora D´Ajuda e Bom Successo.

Luego de unas cervezas en el BarSP donde utilizamos a muerte el WiFi gratis !!!,  embarcamos nuevamente y puntualmente a las 21:00 hs partimos.

Ya la noche nos mostraba un cielo estrellado y las luces de las casitas sobre las playas Santa Tereza, el Yacht Club Ilhabela, las Barreiros, Viana, Siriúba y Garapocaia (donde están una extrañas piedras cuyo sonido, cuando son golpeadas, se asemejan al sonido de una campana de iglesia). Pasamos al través del faro Ponta das Canas y luego aparecieron algunas mansiones famosas que dan al mar (muy iluminadas), como la del ex corredor de carreras Emerson Fitipaldi ya en la zona de Pacuíba.

Mañana nuestra escala es Río de Janeiro, en medio del frenesí que suponen los últimos toques a las obras del Mundial de Fútbol.

Fuente: Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *