Sexo abordo

Las fantasías acerca del sexo en un crucero van desde los amoríos con el capitán hasta el “touch & go” en un mini-crucero. En esta nota Félix González nos da su visión del tema.

Cabina Studio

Las cabinas “Studio” en algunos barcos de NCL son singles, pero vienen equipadas por si se conoce a alguien abordo con quien compartirla…

El arte de la seducción es uno de los juegos favoritos de los tripulantes masculinos mas guapos y sin compromiso (o no), y no son pocas las pasajeras que mueven ficha en el tablero. ¿Y que sucede entre tripulantes que conviven tantos meses juntos? Ya se sabe que el roce hace el cariño. ¿Puede un crucero revitalizar la vida sexual de una pareja?

La escena es mítica, dos o tres amigas que viajan sin pareja sentadas a la mesa del restaurante principal junto a un par de matrimonios. El guapo camarero, sobre todo si es occidental, es todo sonrisas y amabilidad con ellas, mientras que los matrimonios reciben un trato correcto, pero más formal. Cada día las sonrisas van “in crescendo” y luego llegan los lloros al bajar del barco, ¿Cuántas veces habremos visto en mensajes en facebook chicas preguntando por tal o cual tripulante que la había dejado “fascinada”?

En realidad el contacto personal, ya no digamos intimo, entre tripulantes y pasajeros está prohibido por las navieras, así que estos escarceos son cada vez menos frecuentes, aunque no hay ley que no tenga su forma de saltársela. Y no voy a mencionar a cierto capitán famoso y su amiga moldava.

Al final, puede mas la testosterona que las normas y los ligoteos están ahí, pero, amiga crucerista, si vas a jugar a las aventuras en tu crucero, mira bien con quien y como la juegas. No son pocos los “asaltos sexuales” de tripulantes que, quizá proviniendo de una cultura donde la mujer juega un papel más discreto, no se conforman con un no por respuesta cuando consideran que la elegida les ha dado suficientes señales positivas, lo fuesen realmente o no. Un tripulante que te tira los trastos, no se ha enamorado repentinamente de ti, así que si das pasos hacia adelante, no van a ser precisamente hacia el amor casto y puro. Las invitaciones a lugares oscuros de cubierta donde no hay cámaras para “ver las estrellas” son igualitas que las de “cazar gamusinos” en tierra: figurativas pero explícitas.

¿Por qué solo menciono la relación tripulante masculino con pasajera femenina? Porque las mujeres tripulantes cumplen más la norma de no relacionarse con pasajeros por varios motivos, y uno de ellos sería precisamente por la ya mencionada procedencia. Muchas de ellas provienen de países donde la mujer no está liberada sexualmente. Además, si quieren algo, en las cubiertas de tripulación tiene para escoger raza, edad y personalidad, ¿para que complicarse la vida con un pasajero?

Si, en las cubiertas de tripulación si que hay tema. Es un entorno cerrado, seguro, de convivencia continua, de horas libres sin mucho que hacer, vamos, un Gran Hermano flotante, así que las relaciones entre tripulantes están a la orden del día. Hay que recordar que, sobre todo los grandes barcos, tienen instalaciones como discoteca para tripulantes donde socializar.

¿Y los pasajeros? Los recién casados tienen todo a su disposición para disfrutar, aunque ojo con las excursiones paliza, que igual llegas tan cansado al camarote que no estas para fiestas. ¿Y los padres que van con niños que comparten camarote con ellos? Ah! ¡Bendito servicio de guardería infantil diurno y nocturno!

Esos camarotes con balcón con vistas a un mar infinito, donde nadie te puede ver por muy abiertas que estén las ventanas. Ver no, pero oír los del camarote contiguo si, eh! Que las paredes de los camarotes no dejan de ser un par de chapas metálicas.

La experiencia romántica (o sexual) más intensa se puede vivir a bordo de los yates de Seadream, donde puedes dormir bajo la luz de las estrellas en una de las camas balinesas que acondicionan en cubierta… se hace bajo petición y tras dejarte el champagne a pie de cama se acordona la zona para asegurar la privacidad y tranquilidad de la pareja. Suena bien, no?

Para los y las singles que quieran ligar con otros pasajeros/as hay un viejo truco, que consiste en repasarse muy bien las fotos del día del embarque que están a la vista de todo el mundo en la galería fotográfica y localizar a ese chico o chica que nos gusta y que posa sin pareja. Sobra decir que la discoteca es punto de encuentro ineludible de singles, y por cierto, hay muchas navieras que en el primer día de crucero organizan un coctel para singles.

Si te olvidaste las “protecciones” en casa, en la tienda de a bordo siempre hay, al lado de los cepillos de dientes, pero recuerda que la tienda solo abre cuando el barco navega y en determinados horarios…. ante una urgencia nocturna no hay farmacia de guardia!

Nota de la Redacción: Si desea saber los rangos de los oficiales, antes de enamorarse de un simple marinero, vea esta nota: ¿ Quién es Quién ?

Fuentes: Félix González Ramilo / Infocruceros / Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

  9 comments for “Sexo abordo

  1. walter
    24 febrero, 2015 at 14:10

    quiero viajar en este crucero donde se puede tener encuentro casuales con otras chicas y pasarla bien.alguien sabe donde debo inscribirme

    • 25 febrero, 2015 at 02:20

      Casi todas las navieras tienen cruceros para solos y solas o cruceros temáticos más específicos como LGBT o nudistas. Simplemente visite un agente de viajes especializado y él sabrá informarle las salidas más próximas a su ciudad. Si no posee un agente de viajes especializado consulte en el siguiente listado: http://noticiasdecruceros.com.ar/agentes-de-viajes/
      Suerte !

      La Redacción

  2. Alex
    10 enero, 2014 at 08:07

    Creo que se te fue un poco con este articulo machista y sin sentido,

    • Pepe Rocca
      10 enero, 2014 at 09:59

      Yo creo que no “se les fue nada” es un artículo muy bueno, escrito por un colaborador español que siempre que publicó algo era muy entretenido e ilustrativo y esta nota revela lo que mucha gente piensa y desconoce de los cruceros.
      Saludos

      PP

      P.D: Aguante NDC !!!

  3. Carlos Alberto Finkel
    6 enero, 2014 at 19:42

    Josefina R., seguramente te va a sorprender Pullmantur. Su AI es integral, o sea champaña y demás bebidas, incluso café de élite, en todos sus salones. En mayo último hicimos con mi esposa el Monarch y fue una revelación sorprendente, de tal suerte que el 30 de enero embarcamos en el Zenith. Por ahí coincidimos!

  4. Josefina R.
    6 enero, 2014 at 10:28

    Me parece que están siendo muy machistas y dejan a la mujer en una posición de “objeto” no pensante.
    El que uno vaya a un crucero con amigas para “divertirse” no quiere decir que uno “trance” con cualquiera.
    Nosotras fuimos a uno de MSC, la pasamos bárbaro, vivíamos en el bar “Il Tucano” e hicimos buenos amigos y amigas.
    Nos “enamoramos” de Guillermo Guido y fuimos “mimadas” por toda la tripulación, pero todo esto muy platónicamente hablando.
    Gracias MSC por ese lindo crucero. Este año vamos a probar con Pullmantur (por razones presupuestarias).
    Saludos y feliz año nuevo !

    Josefina

  5. Pepe Rocca
    6 enero, 2014 at 10:16

    El amigo Finkel tiene razón, los que más “roban” son los cuadros intermedios, porque la carrera no les importa tanto y tienen una facha de novela.
    Yo, en mis humildes 12 cruceros he experimentado que cuando he hecho un crucero largo, lo único que podías conquistar era a la abuelita de Heidi. En cambio los cruceros cortos son “livin la vida loca!”, gente más joven y apurados porque lo que no agarraste hoy ya mañana no está mas.
    Vivan los “mini-cruceros” !!!
    Saludos y feliz 2014

    PP

  6. Carlos Alberto Finkel
    6 enero, 2014 at 09:40

    Opino que a las damas no le importa mucho la graduación del tripulante. Las encandilan los uniformes, y atención que hasta los más humildes camareros, las noches de gala, los lucen a tono de tal.
    Ya desde la época de los pioneros Cruceros Ybarra, allá por 1967, conspicuas pasajeras bailaban muy acarmeladas en las boites de Río de Janeiro, con esos humildes camareros. Mi modesta experiencia como pasajero de veinte y un cruceros, con anécdotas que por buen gusto me inhibo de exponer, asevera que la “cosecha femenina” de la más baja categoría de tripulantes es muy superior a los de mayor graduación pues aquellos son mayoría y estos últimos se preservan en función del riesgo truncar su carrera.

    • 6 enero, 2014 at 10:11

      Muy buena su observación al final de su texto Sr. Finkel. Felicitaciones y Feliz 2014

      La Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *