Crónica de una caída anunciada

Luego de 15 años de bonanza, Brasil y sus socios de ruta Uruguay y Argentina enfrentan un sombrío panorama que de no ser tomado en cuenta puede desembocar en la pérdida cruceros navegando durante el verano austral.

Río de Janeiro

Brasil presenta una notable caída de arribos de cruceros.

Por primera vez en más de 15 años, la cifra de pasajeros de cruceros en Brasil ha caído durante la temporada 2012-2013, y se espera un declive mayor de los números para el período 2013-2014, que comienza en noviembre.

CLIA Abremar, la asociación del sector que representa a las cinco compañías más importantes que actualmente operan en Brasil (Royal Caribbean Cruises, Costa Cruceros, Iberocruceros, MSC Cruceros y Pullmantur) ha divulgado estadísticas que revelan que durante la temporada 2012-2013 el país atendió a 742.000 pasajeros, 15% menos que en 2011-2012, cuando 805.189 cruceristas viajaron por los 7.500 Km. de costa del gigante sudamericano.

Las noticias no mejoran. Según las previsiones de CLIA Abremar, la temporada 2013-2014, que comienza el 6 de noviembre con el arribo del MSC Orchestra a Recife, cerrará con alrededor de 668.480 pasajeros (-12%).

La cifra pronosticada marcaría, además, un retroceso de 17% con respecto a los resultados de 2011-2012 y sería la primera vez en seis temporadas consecutivas en que el número de pasajeros en itinerarios brasileños se desliza por debajo de los 700.000.

También está cayendo el número de buques turísticos desplegados en Brasil, desde 20 a 15 en 2012-2013 y hasta 13 en la próxima temporada del Hemisferio Sur.

Ricardo Amaral

Ricardo Amaral

Como causas de la tendencia, Ricardo Amaral, mencionó las difíciles condiciones operativas, la burocracia y un debilitamiento de la moneda local.

“Los altos costos operativos han hecho que las líneas de cruceros no tuvieran más alternativa que reducir la capacidad. Tampoco ayudan la situación de la moneda y los procesos burocráticos”, dijo Amaral a Seatrade Insider.

La visión de las navieras

Desde hace 4 años las navieras vienen manifestando su desconformidad con algunos ítems del cono sur sudamericano.

Los altos costos de los puertos (sumados a la hidrovia en Buenos Aires), la resolución normativa 71/06 del ministerio de trabajo brasileño (ver resolución), que obliga a las navieras a contratar un 25% de su tripulación en ese país. Y la caída del valor del dólar respecto del real, haciendo menos atractivo el trabajo en cruceros, con la imaginable caída de la calidad de la mano de obra contratada (antes los contratados eran universitarios de vacaciones y hoy es difícil ver a uno de ellos embarcado).

Estos alertas fueron manifestados en las dos primeras ediciones de la Seatrade South America Cruise Convention, en 2011 y 2012, en San Pablo y Buenos Aires respectivamente, en boca del CEO de MSC Cruceros, Pierfrancesco Vago (ver nota) y secundado por el Presidente de Costa Cruceros (de aquel entonces) Gianni Onorato.

Si entendemos que las navieras se expresan a través de sus ejecutivos en estos ámbitos de diálogo, veremos que la acción que están tomando hoy fue claramente anunciada y ni Brasil ni Argentina deberían mostrarse sorprendidos con dicho accionar.

Es de esperar que tal como sucedió en Chile, quién al perder competitividad y auyentar casi el 50% de sus arribos, temporadas atrás, reaccionó y logró una fantástica recuperación; los responsables de cada cartera del Mercosur logren coordinar esfuerzos para volver a generar una competitividad que vuelva a hacer atractiva la ruta Brasil – Uruguay – Argentina.

Fuentes: Seatrade-Insider / Caribbean News Digital / Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016

Super_Tarifa_MSC2

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *