Naufragio en Filipinas *Actualizado*

Un terrible impacto entre la proa de un carguero y un ferry desató el desastre en Filipinas. Habría al menos 40 muertos y 200 desaparecidos, entre los 700 pasajeros del ferry hundido.

Sulpicio Express

La proa del Sulpicio Express da muestras del terrible impacto. Las balsas pertenecen al ferry hundido.

40 personas han muerto y otras 200 se encuentran desaparecidas después de que un ferry de pasajeros fuera chocado por un buque carguero frente a las costas de la región central de Filipinas.

El ferry MV Saint Thomas Aquinas se hundió a los pocos minutos en medio de la noche, luego de recibir un brutal impacto por parte del carguero MV Sulpicio Express en proximidades de las costas de la provincia de Cebú.

Los datos sobre el número de pasajeros a bordo del navío cuando se produjo el accidente varían, pero algunos medios señalan que al menos había 870 pasajeros en el Saint Thomas Aquinas, que tenía capacidad para más de 900, sin embargo las autoridades comentaron que al momento del impacto llevaba cerca de 700 personas a bordo.

Las autoridades filipinas indicaron que prosiguen con las tareas de rescate, mientras que decenas de víctimas están siendo tratadas en hospitales vecinos. Según las investigaciones preliminares, el ferry de pasajeros colisionó con el carguero, que se dirigía a la provincia de Davao y cuyos 36 tripulantes resultaron ilesos.

El St Thomas Aquinas, que procedía de Surigao, en el sur del archipiélago, se dirigía a Cebú para realizar una escala antes de proseguir hasta Manila.

Primeras imágenes de la tragedia

Declaración Oficial de la empresa propietaria del MV Saint Thomas Aquinas

Alrededor de las 21:00 hs. del 16 de agosto, en las cercanías de Lawis Ledge, Talisay, Cebu, el MV Saint Thomas Aquinas, un buque de pasajeros del tipo RoRo (roll on roll off) propiedad del Grupo 2GO, fue golpeado por el M / V Sulcon Express 7, un buque de carga propiedad de PSACC (anteriormente Sulpicio Lines) produciéndole un gran daño, el que provocó su hundimiento.

Inmediatamente después de la colisión, la tripulación del MV Saint Thomas Aquinas distribuyó chalecos salvavidas para los pasajeros y llevó a cabo los procedimientos de abandono del buque. Al mismo tiempo, los oficiales del barco enviaron una señal de socorro a la Estación de Guardacostas de Filipinas más cercana costa para alertarlos de las operaciones de rescate en forma inmediata.

El manifiesto oficial de pasajeros del MV Saint Thomas Aquinas era 723 pasajeros y 118 tripulantes o un total de 841 personas y el equivalente a 104 contenedores de 20 pies (TEUS). El buque tiene una capacidad autorizada de 1.010 personas (pasajeros y tripulantes) y 160 contenedores de 20 pies.

Mientras que el número de sobrevivientes y víctimas siguen siendo determinados por las autoridades gubernamentales apropiadas y funcionarios, las operaciones de rescate por parte de la Armada de Filipinas, la Guardia Costera, PSACC y Grupo 2GO están en curso. Grupo 2GO ha enviado 2 de sus embarcaciones rápidas y el barco de pasajeros MV St. John Paul, que estaba en las inmediaciones. Barcos de pesca locales también están ayudando en las operaciones de rescate que están en curso.

El buque siniestrado procedía de Surigao y puerto Nasipit con destino a Cebu como puerto de escala y después Manila. Se estima llegar Cebu a las 10 pm

Grupo 2GO ha activado su centro de operaciones de emergencia en el puerto para hacer frente a todas las posibles necesidades de la emergencia, incluyendo la prestación de asistencia a las víctimas y la coordinación de otras actividades para atender a todas las preocupaciones de los pasajeros.

Paquetes de comida y ropa seca se han distribuido entre los pasajeros. Aquellos que necesitaron atención médica, fueron atendidos por personal médico en el propio establecimiento, mientras que otros ya han sido llevados a los hospitales cercanos. Al resto de los pasajeros se les ha ofrecido alojamiento en un hotel cercano.

Últimos reportes

Según los últimos reportes el siniestro ha provocado 32 muertos y 82 desaparecidos. Al menos 750 pasajeros han sido rescatados, según la Guardia Costera de Filipinas. El capitán de la nave identificado como Renan Bermejo, está ahora bajo la custodia de la Guardia Costera y no ha emitido un comunicado a los medios de comunicación.

El ferry se encuentra a unos 36 metros de profundidad. Buzos de los Guardacostas de Filipinas (PGC) y de la Marina ayudados por barcos privados de pescadores están intentando localizar a los desaparecidos entre los restos del barco hundido. Las últimas inmersiones han permitido descubrir en el interior del pecio cuerpos sin vida. Las autoridades quieren activar los medios de seguridad imprescindibles para efectuar una operación a gran escala que permita esclarecer el paradero de las 82 personas desaparecidas.

No solamente la profundidad dificulta el trabajo que están realizando buzos altamente especializados de la Marina y de la Policía de Visayas, ayudados por dos especialistas coreanos. El hundimiento ha provocado la fuga del combustible. Se estima que 120.000 litros de gasóleo, 20.000 de diesel y otros 20.000 de lubricante pueden llegar al mar, algo que ya se aprecia a simple vista.

Una marca siniestra

La República de Filipinas es un país insular formado por 7107 islas que se encuentran en el  “cinturón de fuego” del Pacífico, su clima tropical lo convierten en un lugar propenso a terremotos y tifones.  Tiene una población estimada en más de 94 millones de habitantes, colocando a Filipinas en el puesto número 12.° entre los países más poblados del mundo.

Estas características hacen que el tráfico entre las islas sea numeroso, los ferrys insuficientes y los controles sobre los mismos a veces sean laxos.

Los barcos siniestrados: el MV Sulpicio Express Siete es un carguero que navega bajo pabellón de las islas Maldivas, tiene 9754 toneladas de registro bruto. Fue botado  en 1981 en el Astillero New Szczecin en Szczecin, Polonia. Y el MV St. Thomas Aquinas es un ferry del tipo ro-ro de pasajeros de 11405 toneladas de registro bruto. Fue construido en 1973 por el Astillero Onomichi en Onomichi, Japón.

El choque entre un buque y un ferry en Filipinas tuvo su máximo accidente en  la Bahía de Manila (capital de Filipinas) el 20 de diciembre de 1987 cuando otro barco de la naviera Sulpicio, el ferry Dona Paz colisionó contra el petrolero MT Vector causando la muerte de 4.375 personas en el peor siniestro marítimo ocurrido en el mundo en tiempos de paz.

Al día de hoy, la compañía Sulpicio, también conocida como Philippine Span Asia Carrier Corporation, tiene la siniestra reputación de haber sido protagonista en los cinco accidentes marítimos con mayor cantidad de vidas perdidas en el mundo.

Fuentes: El Mundo.es / Uno Entre Ríos / Télam / 2GO Group / Panay News Philliphines / e-dyario / Noticias de Cruceros 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Carnival Cruise Line

Apoye el proyecto - HAGA CLICK AQUI

banner-costa-pie_noviembre-2016

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros

Artefisico

  1 comment for “Naufragio en Filipinas *Actualizado*

  1. Pepe Rocca
    18 Agosto, 2013 at 10:49

    Filipinas es un país con cientos de islas y muchos ferrys para cubrirlas. Esto sucede a menudo por los terribles temporales, el mal mantenimiento de las naves y las regulaciones de navegación que no son las más severas del mundo (mas bien son las menos severas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *