Azamara & Guatemala

La segunda Conferencia Centroamericana de la FCCA dejó en Guatemala y el resto de Centroamérica el sabor de un trabajo que recién comienza y una gran oportunidad de desarrollo.

Playa de Livingston Guatemala

Playa de Livingston Guatemala

La industria de turismo de cruceros no para, asume los riesgos de una operación que moviliza unos 20 millones de pasajeros al año y sortea los accidentes recientes de algunas embarcaciones, para seguir creciendo, como lo relataron a finales de mayo los máximos exponentes del sector durante la II Conferencia Centroamericana de la Florida-Caribbean Cruise Association (FCCA), cuyo país anfitrión fue Guatemala, específicamente la ciudad colonial de Antigua.

En este mágico enclave suspendido en el tiempo, se habló de las inversiones millonarias que las principales líneas de cruceros están realizando para mejorar el estándar en nuevos y modernos barcos, y el diseño de nuevas rutas de interés para los cruceristas.

Guatemala a través de un excelente mercadeo de su marca país, ha dicho sí a la propuesta, y se encamina a protagonizar una ruta de destinos en tierra para los pasajeros de estos barcos, que compran el paraíso “todo incluido”. Pues en Guatemala lo tienen.

Su identificación es clara, Guatemala es el corazón del mundo maya, esta cultura rica y milenaria de los indígenas del centro del continente, una civilización que fue altamente avanzada, que genera interés alrededor del mundo por la belleza de sus templos y pirámides, por sus conocimientos de astronomía y su ya famoso calendario. Los cruceristas podrán tener dos accesos portuarios a Guatemala, por el Atlántico a través del puerto de Santo Tomás de Castilla y por el Pacífico con llegada a puerto Quetzal.
El famoso Parque Nacional Tikal en medio de la selva de Petén es el asiento de las más grandes pirámides mayas con unos 3.000 mil años de antigüedad. Ahí se puede disfrutar de los restos de ciudades completas que están  interconectadas con templos, palacios y plazas. Desde 1979 este sitio impresionante fue acogido por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad y desde 1990 es parte de la red mundial de reservas de biosfera.

Virgen es la palabra que mejor describe la experiencia, la sensación de que podría tener más intervención humana para explotar el turismo, pero que, justo así como está diseñada la ruta permite recrear este mundo perdido de la manera más vívida.

La línea interesada en llegar a este turismo de experiencias es Royal Caribbean a través de Azamara, su marca exclusiva de cruceros de lujo más pequeños y para un pasajero más exigente.

Fuentes: MiamiDiario / Inguat / Youtube: EnfoqueComunitario / Noticias de Cruceros

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Carnival Cruise Line

Apoye el proyecto - HAGA CLICK AQUI

banner-costa-pie_noviembre-2016

García Fernández Turismo

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Cruise Crew Only

Artefisico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *